Por A. Bogado

Como si fuese un capítulo de Un País de Novela, del siempre recordado Marcos Aguinis, el Foro de Observación de la Calidad Institucional de Salta, volvió a salir al ruedo, con efecto cámara lenta para impugnar judicialmente las designaciones de Pablo López Viñals y Abel Cornejo, en la Corte de Justicia y en la Procuración General, respectivamente.

El FOCIS, como popularmente se lo conoce, parece tener su sede en la emisora bautizada por este medio como la FM Del Carnero, que es desde donde se lo fogonea y promociona. Sin disimulo y como combo de fin de semana, sus integrantes son invitados a la Casa de la Bodega -de propiedad del dueño de la emisora- hoy crítico visceral de Juan Carlos Romero y hasta ayercito nomás principal beneficiario con créditos sin retorno que le deparó múltiples satisfacciones en ladrillos y viñedos. El Hotel del Dique y la Casa de la Bodega, más la planta de elaboración de vinos; y con la administración de Juancito Urtubey, el hotel Los Castillos. En la Casa de la Bodega, el FOCIS estuvo deliberando y sacándose fotos mostrando dientes con sonrisas de porcelanato. Más antes -dirían los criollos- en el mismo lugar, el dueño se sacó fotos con el gobernador Urtubey y su esposa, Miguel Isa y su esposa, Gustavo Sáenz y su esposa, bajo el eslogan: “todos unidos triunfaremos”.

El FOCIS presentó una acción de inconstitucionalidad para que se evite el denominado “enroque” entre López Viñals y Cornejo en una extensa presentación, donde según algunos entendidos, mezcla gordura con hinchazón. ¿Qué quiere decir eso? Varias cosas, a saber.

Primero -que por ejemplo- al Colegio de Abogados a quien fueron a intentar sumarlo en la cruzada, le hace ruido que un grupo de personas que se atribuye la observación de la calidad institucional de Salta, ni siquiera hayan iniciado los trámites legales para constituirse en una ONG. Es decir, nunca tocaron el timbre en Personas Jurídicas para constituirse como una asociación civil, trámite que demanda varios requisitos. No ser deudor de la AFIP y certificar esta condición -por dar un caso-, la firma de más de treinta personas, la constitución por escritura pública, entre otras cosas. Requisito que debieran cumplir quienes pretenden dar el ejemplo de legalidad. Como dijo un asiduo concurrente a un popular café, en la “FM del Carnero” no te dan certificado de legalidad, (gracias a Dios, dijo otro).

Pero como algo huele mal en Dinamarca. Es admisible la crítica, el desacuerdo, o cualquier otra posición respecto al denominado “enroque”, pero lo raro, es que se diga que es inconstitucional. En la Constitución de Salta, los jueces de la Corte y el Procurador duran seis años. Pueden renovarse indefinidamente cada seis años. Precisamente por eso es que nunca podía ser viable la llamada acción de la eternidad para que los jueces se queden para siempre sin pasar por el Senado cada seis años. Guillermo Posadas tiene cuatro acuerdos sucesivos en la Corte, si es por eso. Además de eso, guste o no, estamos dentro de un sistema democrático. Al gobernador le quedan siete meses de mandato y está dentro de sus “facultades constitucionales” cubrir las vacantes. Si Cornejo va a la Procuración y López Viñals a la Corte, puede ser una cuestión de mal gusto, o que levante suspicacias, pero no hay ninguna cláusula de la Constitución de la Provincia que prohíba designar a uno en cuenta de otro, porque entonces habría un problema mayúsculo de proscripción de algunas personas.

Parece que en los ratos de ocio que pasaron en la Casa de la Bodega, al FOCIS lo hicieron ver Matrix Recargado para poder volver el tiempo atrás, porque el proceso de postulación pública de López Viñals comenzó el 19 de marzo pasado cuando Urtubey lo anunció con bombos y platillos. Fue entonces, cuando la Comisión de Familiares contra la Impunidad, o el abogado Karcher presentaron sus impugnaciones ante la Secretaría de Justicia – como corresponde- y no en la programación de la FM del Carnero. Y mas curiosamente, el FOCIS no impugnó al actual Procurador donde legalmente correspondía que lo hiciera. El leguleyo del café decía con razón, “si pregonan más legalidad cumplí con ella”.

Y ya son varias cositas, las que vamos revelando: no tiene personería jurídica, no les importa que haya jueces jubilados ocupando cargos importantísimos en la justicia sin concurso -que son quienes se encargan de liberar a curas violines-, ni que voten en las elecciones del Consejo de la Magistratura -cuando en ningún lado están autorizados a hacerlo-, ni que la abogada que representa a la minoría de los abogados en el Consejo con un poco más de cien votos, aproveche la volada para intentar ser diputada provincial por el radicalismo, ni que un Fiscal ante la Corte haya sido subido en la terna una semana más tarde que se labró un acta donde estaba tercero y no segundo -aunque una consejera lo haya dejado asentado por escrito y lo haya hecho público-; y ni hablar de asistir a las entrevistas que se toman en el Consejo, porque hay que poner el despertador y es muy temprano. Tampoco les importó un joraca -hablando de calidad institucional- que no nos represente ninguna diputada nacional mujer en Salta, ni parecen observar a la justicia federal en que cumpla con la ley de cupo, total… mejor miremos para otro lado.

A estas alturas, hay observadores a lo que no les pasan desapercibidas tantas incoherencias, y hasta ya estarían proponiendo que mantengan sus siglas, pero que a la hora de cumplir con lo que la ley y Dios manda, se registren como Foco de Observación en Causa Intencional de Salta. Quedaría más bonito incluso, che.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here