Confirmaron prisión perpetua para un hombre por matar a su esposa de once cortes con un cuchillo de hoja ancha. El femicidio ocurrió en 2011 y el asesino pretendía que se le atenuara la pena argumentando “estado de emoción violenta”. El hombre ya había sido denunciado por la mujer y ni el Estado ni la justicia le brindaron ayuda.

Sin embargo el tribunal juzgador ya había valorado afirmando que “no existió ningún estado de obnubilación, pérdida o ausencia, ni siquiera transitoria, que justificara la forma de actuar” de Flores.

Aunque ahora la Corte de Justicia de Salta rechazó un recurso de casación presentado por la defensa técnica de Fabián Patrocinio Flores en contra de la sentencia impuesta por la Sala IV del Tribunal de Juicio de prisión perpetua como autor material y penalmente responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo, el hecho toma relevancia porque al igual que en muchos casos de femicidios en la provincia, la mujer ya había denunciado al agresor.

El 4 de febrero de 2011 el hombre había sido denunciado por agredir a su mujer. Dos días antes, la mujer había iniciado los trámites del divorcio por los malos tratos psíquicos y físicos recibidos. Además como consecuencia de la violencia doméstica, se le había impuesto al hombre una prohibición de acercamiento al domicilio familiar.

La medianoche del 23 de junio de 2011, Fabián Patrocinio Flores mató a su esposa Carmen, asestándole once cortes con un cuchillo de hoja ancha provocándole la muerte por un paro cardiorespiratorio y shock hemorrágico con hemoneumotorax.

Sin embargo al igual que en la mayoría de los casos, el estado provincial y la justicia llegan siempre tarde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here