El ministro de Seguridad respondió, finalmente, qué hizo con los más de 800 kg de coca; si bien no se conoció completamente el informe oficial, se puede adelantar que una parte fue a parar a la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes.

Sobre la hora llegó la respuesta. Evidentemente, minutos antes de que inicie la sesión del Senado, los asistentes del ministro de Seguridad terminaron de redactar, a las apuradas, el informe sobre el destino de la coca secuestrada.

En el mismo, no se detalló todo lo solicitado, y si bien no se hizo público formalmente, pudimos conocer que Pulleiro aclaró que gran parte de lo decomisado no se encontraba en buen estado; era “coca fea”, se excusó.

Al referirse a las instituciones que recibieron su parte, llama la atención que una de ellas fue la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes. Aunque no quedó confirmado si al Club 20 de Febrero le entregaron unos kilitos para que bajen la comida sus distinguidos socios, sí se supo que se trataría de una cantidad mucho más grande de la que se comentó.  Un agudo cronista parlamentario analizó: “lo ingresó tarde para decir que mandó algo, pero a la vez para que nadie lo pueda leer y así ganar una semana”.

Sus últimos días no fueron para nada tranquilos. Tres muertes de efectivos policiales por coronavirus y centenas de efectivos aislados por riesgo de contagio se sumaron al cóctel que puso en duda su gestión.

Cansado de los sistemáticos esmerilamientos de la prensa, el funcionario se quejó ante un colaborador. Cuentan vertientes cercanas, que la gota que colmó su paciencia, fue el esmerilamiento del padre de un ministro, que a su vez tiene una radio con buena imagen.

Telefónicamente, le habría dicho a su hombre de confianza: “a este tipo le estamos dando millones y así responde”.  Del otro le dieron a entender que al parecer el conductor radial se encuentra en paritarias y esa es la razón por la cual posa de crítico. Como fuese, le quedó claro que se trata de una cuestión de principios ($).

Por su parte el ex miembro del grupo armado peronista Guardia de Hierro, el vicegobernador, Antonio Marocco, al ser consultado sobre la posibilidad del despido del coronel, sin dudarlo lo bancó diciendo que “hoy sólo son expresiones de deseos y comentarios en las redes sociales”.

Ver más

El extraño caso de la desaparición de la coca en Salta

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here