Además de la investigación por la retención del 20% de los sueldos de trabajadores del PAMI, dieciséis ex funcionarios pidieron probation por haber obtenido el IFE de forma irregular, la fiscalía sumó otra línea de investigación: se le informó que la Aduana había liberado a favor del PAMI un lote de pavas eléctricas.

Al escándalo por el cobro del IFE se sumó la cuenta bancaria que el fiscal Toranzos detectó y donde estima se derivaba parte de los salarios (20%) que presuntamente La Cámpora le requería a los trabajadores. Según los testimonios, este mecanismo se implementó con la intervención de un camporista ubicado al frente de la UDAI de la ANSES, Marcos Vera investigado también por el cobro irregular de IFE.

Cuarto Poder lo retrató en diferentes informes donde las propias personas contaron como eran obligadas a entregarles el monto del 20 % a Vera.

La fiscalía sumó otra línea de investigación: se le informó que la Aduana había liberado a favor del PAMI un lote de pavas eléctricas. La primera explicación que se recibió fue que eran para ser distribuidas entre los afiliados.

Sin embargo, el fiscal Toranzo observó que muchos de esos electrodomésticos estaban siendo entregados en plena campaña electoral por un grupo de concejales del Frente de Todos, vinculados a La Cámpora. Bajo la lupa quedó Fernando Ruarte, de la agrupación que a nivel nacional dirige Máximo Kirchner.

Por ese motivo, se pidió que se informe desde el PAMI cuándo se compraron las pavas eléctricas, bajo qué justificativo. Asimismo, el organismo debe informar a la fiscalía sobre los fondos aplicados a dichas adquisiciones y la justificación de los mismos. Pero sobre todo, se pidió un listado de las personas que recibieron las pavas eléctricas, «para saber si efectivamente fueron entregadas a los afiliados o se usaron para hacer campaña».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here