Las declaraciones de María Eugenia Vidal en el espacio de entrevistas, que Julio Leiva tiene en Filo News, remecieron no sólo el espectro político sino a la sociedad en su conjunto. 
Para la precandidata de Juntos por el Cambio «una cosa es fumarte un porro en Palermo» y otra bien distinta es hacerlo en las zonas de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires, como el barrio Zabaleta o la 1-11-14. 

Al respecto, el trapero Elián Ángel Valenzuela, conocido popularmente como L-Gante, un artista que domina la escena urbana en la actualidad, salió a contestarle que los narcos transitan todos los barrios porteños. «Para mí está demás decir la ubicación. Porque un narco puede estar en cualquier lado. Quizás el problema es que ella no sabe cómo decir que te podés fumar un porro, pero el problema es el tráfico, entonces confunden y envuelven las cosas». El músico aclaró que, a él, el cannabis le sirve para «bajar el estrés».

Recordemos que L-Gante es un músico al que Cristina Kirchner puso como ejemplo de los logros de una política pública, durante la presentación del nuevo programa Conectar Igualdad. «Quiero que sepan que yo me hice famoso por cantar la realidad. Y que gracias a esa netbook hoy yo acomodé mi vida y a mi familia».
Pero no es la primera vez que Vidal justifica su posición contra la legalización de la marihuana. Ya argumentó en algún momento fue canónico, de la Iglesia Católica argentina. Además, insiste en que en las zonas pobres el consumo de marihuana «no es un consumo ocasional y de recreo, plenamente elegido, sino que es parte del inicio de un camino mucho más jodido».
A esto le respondió también el actual gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof. «Tiene un pensamiento tremendamente discriminador y que explica bien por qué se vuelve a la capital. Lo que ocurre en la provincia es algo que no llega a comprender”. “Hay que dejarlos hablar porque cuanto más hablan más aparecen como fogonazos lo que piensan. Que opinen, así cuando la sociedad vota se ve bien lo que realmente piensan, opinan, sienten y luego llevan a la práctica”.
Respecto a la despenalización de la Marihuana, Alberto Fernández considera que son los consumidores los que pagan los problemas de que el consumo recreativo continúe en la ilegalidad, mientras que los narcotraficantes «como son parte del crimen organizado, tocan resortes del poder para evitar ser perseguidos. Sigo con mucho interés lo que pasa en Uruguay». Y también llamó a «dejar de lado la hipocresía» e invitó a la sociedad en su conjunto a preguntarse si es mayor el perjuicio que genera el cannabis en relación al consumo de tabaco o alcohol. El mayor problema con los jóvenes es con el alcohol y no hay restricciones. Tenemos que abrir el debate en algún momento».
La realidad es que el sesgo de clase está muy marcado en la Ciudad de Buenos. Desde que la vigilancia está en sus manos, la cantidad de causas subió un 400%, en un 75% por tenencia. Más del 80% son iniciadas por la Policía de la Ciudad, de oficio, en los barrios que tienen mayor cantidad de población pobre. Palermo no figura en esa lista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here