La jueza Victoria Montoya absolvió por el beneficio de la duda a un hombre denunciado por abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, en perjuicio de sus hijos. Se trata de un oficial del Ejercito Argentino.

La misma jueza que anulara la elevación a juicio de su colega el juez denunciado por violencia, Federico Diez, ahora tomó otra medida en perjuicio de niños y de una mujer que decidió denunciar a su expareja por la violación de sus propios hijos.

El sujeto fue denunciado por la madre de los menores y fue juzgado y absuelto por decisión de la jueza quien consideró dejarlo libre de culpa «por el beneficio de la duda». El militar fue enjuiciado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y por las circunstancias de su realización, agravado por el vínculo, la guarda y la convivencia de sus tres hijos menores de edad.

Abren sumario a una fiscal por avalar la domiciliaria a un violador

El año pasado el Procurador General de la provincia Abel Cornejo dispuso la apertura del sumario disciplinario contra la fiscal Cecilia Flores Toranzos por el caso que involucra a un militar salteño en delitos de índole sexual contra su hijo de 3 años. La funcionaria además de haber dilatado la entrega de información a los superiores del imputado, se abstuvo de tomar medidas procesales ante hechos idénticos contra sus otros dos hijos.

Según consta en las actuaciones, el 9 de octubre pasado la Fiscalía Penal de Delitos contra la Integridad Sexual Nº 3 recibió un oficio del comandante de la V Brigada de Montaña del Ejército Argentino, Mariano Castelli, quien solicitó información sobre el estado procesal de la causa que tramita esa fiscalía, en la que un oficial se encuentra imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, en perjuicio de su hijo.

Lo requerido fue a los fines de mantener actualizada la situación del imputado ante la fuerza y la eventual asignación de destinos y tareas a su personal. Castelli mencionó también el tiempo transcurrido desde la radicación de la denuncia en contra del oficial en cuestión, de casi 1 año y 8 meses, y la necesidad de contar con una definición de su situación procesal.

El hombre fue imputado el 8 de febrero de 2019, un día después de la denuncia presentada por su cónyuge, por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y la convivencia. Pero su detención duró sólo hasta el 20 de mayo, ya que por pedido de la defensa, el juzgado de garantías le otorgó el arresto domiciliario con el aval de la fiscalía.

Posteriormente, el 8 de octubre de 2019, la denunciante volvió a presentarse ante la Fiscalía, donde manifestó que sus otros dos hijos menores, de 10 y 12 años, habrían sido abusados también por su padre. Ante los nuevos hechos denunciados y las diligencias probatorias realizadas con posterioridad, la Fiscal no arbitró medida procesal alguna.

A través de la apertura del sumario, se corroborará si la fiscala incurrió en incumplimiento de sus deberes o en algún otro delito.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here