El dirigente radical dialogó con Cuarto Poder en la previa de las PASO nacionales. Las figuras de poder detrás de las boletas electorales, el papel del radicalismo en la alianza opositora y la influencia del romerismo en los armados locales.

José María Farizano es odontólogo y militante radical de la primera hora, aunque asegura que ya cumplió un ciclo. Pasó por la legislatura provincial, fue candidato a gobernador en 1995 y disputó internas y cargos legislativos en reiteradas oportunidades. Quiso volver en 2011, pero se encontró con un partido colmado de ladinos y un terreno político completamente “mercantilizado”. Según sus palabras, esto era “una bolsa de gatos”. Los radicales, “en vez de trabajar para ser una opción de poder, trabajaban para ser empleados del peronismo”, algo que asegura, sigue pasando al día de hoy.

¿Se superó el debate sobre el papel del radicalismo en Juntos por el Cambio?
El radicalismo tiene que construir una alternativa de poder. En Salta se ha concentrado el poder. (Juan Carlos) Romero está manejando todo, los propios y los de la vereda del frente, esta es la verdad. Martinelli y la señora de Martinelli están de constituyentes y responden a Romero. Sonia Escudero, espadachín y mano derecha de su gestión ¿ahora es opositora a Romero? Cuando uno agarra las listas, de los propios y de los extraños, la gran mayoría las armó Romero.
No se ha podido construir una alternativa a la hegemonía peronista que hoy controla Juan Carlos Romero. Cuando llegó al gobierno barrió con todas las estructuras, hasta las de su padre, sus amigos. Le quitó las obras a las empresas que habían ayudado a Roberto Romero y se las empezó a dar a gente que traía de afuera. Privatizaron todo como sociedades anónimas, pero ¿quién sabe quién tiene las acciones? De pronto me encuentro con el Banco Provincial Sociedad Anónima, que es el Macro, agua sociedad anónima, vialidad sociedad anónima, todo es sociedad anónima. ¿Quién es el tenedor de las acciones?

¿Cuál sería la expresión del romerismo en Juntos por el Cambio?
La expresión es el acuerdo que hizo Nanni con la gente del PRO y que salió a bancar Romero: Inés Liendo, que no la conozco y ni siquiera es de Salta, no vota acá. También el candidato de Olmedo. Pero no solamente eso, también tiene sus candidatos puestos por fuera como Durand Cornejo, que es Romero. Cuando te ponés a ver el espinel, todos van a terminar respondiendo a la estrategia que haya.  En una provincia, para que haya democracia, tiene que haber alternativas de poder. Tienen que haber partidos que presenten una confrontación. ¿Hoy hay alternativa al peronismo? no hay ninguna.

¿Se ha desdibujado el papel de los partidos?

Claro, son todos empleados. Todos los que se decían radicales y levantaban la mano como Matías Posadas, terminaron como empleados de Urtubey y hoy son empleados de Sáenz y Romero. Y los radicales que estaban en contra de los que se fueron con Urtubey, como Núñez Burgos, hoy están todos con Sáenz. Destrozaron el partido en la pelea interna, están todos juntos. El límite de ellos es ser empleados jerárquicos, un secretario o director, pero como alternativa de poder no. El radicalismo significa otra cosa. Yo pensé que Nanni iba a serlo, pero terminó siendo un operador directo de Romero. Después vino Mimessi y pensé que iba a tomar la posta, pero cerraron el partido. Ahora me encuentro con estos arreglos en una situación delicada a nivel nacional, en donde hay que frenar al kirchnerismo.

¿Se puede esperar algo de la reforma constitucional?
La reforma va a achicar el límite de tres períodos, que puso Romero y el justicialismo, para llevarlo a dos. Me parece bien. Que el mandato de los concejales se lleve a cuatro años para que no sea una pelea permanente, también. Pero no se trata ningún tema de fondo. A la auditoría la manosearon groseramente Urtubey y Zottos. Desaparecieron 600 millones de dólares de los créditos para obras. Tendrían que estar presos, pero la auditoría no funciona.
Si se hiciera, como en el Tribunal de Cuentas, el control de gestión previo no se hubiera hecho el desfalco que hicieron. Por eso hicieron la reforma y cambiaron, pero ahora se debate si el Poder Judicial va a ser perenne o le van a dar seis o siete años a los jueces. No es la discusión de fondo en la provincia.

                                             José María Farizano

¿Qué etapa del romerismo representa la gestión de Bettina?
Bettina con poco y nada de manejo político comenzó a hacer obras que no servían. Comenzó una confrontación con el concejo deliberante a la semana de haber asumido. Su padre tuvo que ponerle dos miembros en el gabinete: (Fernando) Palópoli y (José Luis) Gambetta para darle un poco de manejo político, porque no iba a llegar a los dos años, iba a tener un juicio político dentro del concejo. Estaba confrontada hasta con los propios. Esta mujer llega a la intendencia y a los días mete un aumento de impuestos de la gran siete y a los meses otro. Estamos pagando actividades económicas el 3,6%. Encima, en un arreglo con Saénz y Nación, nos meten el aumento unificado con el monotributo.

¿Se imagina a Juan Carlos Romero candidato en 2023?
No. Juan Carlos Romero, como senador nacional, va a manejar como títeres a todos. Lo que a mí me preocupa es que va a poner a su hija como gobernadora o al nieto. No puede manejarnos como patrón de estancia. Armó las listas de Juntos por el Cambio y la de Durand Cornejo, estamos todos locos. Nosotros cuando discutíamos treinta años atrás, discutíamos el bien común. Entonces nos peleábamos con socialistas, peronistas, la derecha, etc. Pero la discusión era la búsqueda del bien común. Hoy pasa por ver cuánto se puede hacer de diferencia con alguna obra que se pueda asignar a un amigo o por los nombramientos. Eso se está haciendo en todos los niveles. Acá hay una política mercantilista, no hay escuelas de formación, los partidos están todos rentados. Si una persona quiere ser candidata, se le pregunta cuánto va a poner. Hay que entender que el que pone plata para comprar un cargo, después lo paga con corrupción.

¿Cuánto arrastramos hoy de los 12 años de romerismo en el aspecto económico?
Romero se adueñó de la provincia de Salta. Yo voy a respetar a cualquier legislador que las tenga bien puestas y proponga que las acciones de las sociedades anónimas sean públicas. Esta es la pelea en el congreso. Si nosotros pudiéramos conocer quién es el tenedor de acciones de cada una de las empresas que son sociedades anónimas, te aseguro que sabríamos quienes se han robado todo Salta y se han quedado con el patrimonio de todos.
Cuando uno agarra el PBI de Salta es uno de los más bajos del país. ¿Qué gran construcción hizo Romero? Cuando armaban los feedlots para los frigoríficos, todos eran para el Banco Macro de Britos, que era su socio y amigo. Son dos o tres los tenedores de la riqueza, los que pusieron hoteles cinco estrellas para que nuestros hijos y nietos sean sus mozos y choferes.
Cuando el Ingenio San Martín del Tabacal estaba por ser vendido debía 100 millones de dólares al gobierno nacional por impuestos y Menem se los condona. A Salta le debían 42 millones de dólares, que eran para el IPS, Rentas, la caja de jubilaciones, etc. Estuvimos discutiendo cerca de diez horas en la cámara, yo estaba sólo, los peronistas no querían poner la cara. Perdí 59 a 1 la votación. Se le terminó regalando 42 millones a la empresa.

¿Qué es lo que está en juego este domingo?
El equilibrio a nivel nacional. A nivel provincial, con la elección pasada, quedó muy en claro que el kirchnerismo está golpeado y va a salir más golpeado todavía. Hay una interna entre Caletti y Estrada versus Guaymás. Es decir, un ala camionera versus un ala político-económica, pero me parece que van a tener un golpazo. Esto es un acomodamiento de fichas local. O el kirchnerismo aumenta el peso específico en las cámaras o resta. Si pasa lo primero agarrémonos la cabeza. Si logramos frenar esto, se puede construir una alternativa en 2023.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here