La subasta de «Rabbit», la escultura de un conejo gigante metálico, convirtió este año a Jeff Koons en el artista vivo más caro del mundo.

Durante la  subasta de la casa Christie’s en Nueva York, la pieza de Koons se vendió por una cifra récord de US$91,1 millones,

Se trata de la representación de un conejo inflable moldeado en acero inoxidable de unos 104 cm. La escultura fue creada en 1986.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here