La directora del Centro Regional de Hemoterapia fue citada a una audiencia de imputación y deberá dar explicaciones sobre su participación en la empresa privada «Servicio de Medicina Transfuncional Salta».

La profesional a cargo del Centro Regional de Hemoterapia Bettina Saracino será citada mañana jueves a una audiencia de imputación por «negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública», según informó la periodista Marcela Pérez en Interactiva. Las investigaciones a cargo del CIF arrojaron evidencias suficientes para constatar que Saracino actuó en forma paralela como funcionaria y como directora de una empresa privada.

La firma en cuestión es Servicio de Medicina Transfuncional Salta, a cuyos laboratorios se enviaron 36 unidades de plasma convaleciente Covid desde el Centro Regional de Hemoterapia.

En tal sentido, se reunieron elementos que comprueban «prima facie», la existencia de una situación simultánea de parte y de funcionaria, a sabiendas de que se está interviniendo en un contrato u operación como funcionaria pública, y la voluntad de tomar intervención a la vez, de forma privada.

La investigación derivó de una «noticia criminis» y hasta el propio ministro de Salud Juan José Esteban refirió que el área «Legales» del gobierno de la provincia analizaba la situación de la funcionaria.

2 Comentarios

  1. El plasma gate parece que va a salpicar a más de uno. Qué pena nuestra patria!!parece que funcionarios asumen con la esperanza del beneficio personal sobre el de la comunidad, lamentable .

  2. Sabia yo qué el plasma que recibían los médicos de ese sanatorio privado, y por el cual querían cobrar 60.000 mangos por unidad, no lo compraban de los manteros de la peatonal.
    Pero, no puede ser que la única responsable de esta aberración, vender tejidos humanos, sea esta mujer.
    Hay que ver además qué hacían estos caníbales con el plasma para sacarle el maximo provecho al negocio. No lo » cortarían» con agua bendita para hacer aumentar el volumen de la merca y así cobrar más? Total, los pacientes se iban a morir igual y nunca podrían reclamar. Los genios para los negocios sucios piensan en todo, por eso los peronistas los ponen de legisladores y los nombran funcionarios públicos. Aquí no respetamos ni la ley de la gravedad y ésa es la única verdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here