La crisis de desabastecimiento está causando estragos en el Reino Unido.
Es por ello que el Gobierno británico ordenó a los conductores de camiones cisterna del Ejército que se preparen para intervenir, si la crisis así lo requiere.
Las gasolineras, con largas colas de conductores desesperados que buscan quedarse con la última gota de combustible en cada una de ellas, es la muestra más clara de que la crisis está en su momento más álgido.


En los videos que se viralizan, más de uno piensa que se trata de Venezuela con sus constantes conflictos pero no, se trata de una crisis del Primer Mundo y es Gran Bretaña la protagonista. Tiene que ver con la pandemia? Claro que si, como todo lo que sucede en el mundo en este momento.  Pero también tiene que ver con el famoso Brexit, combinacion entre las palabras inglesas Britain, ‘Gran Bretaña’ y exit, ‘salida’. Un proceso político por el cual el Reino Unido abandonó su condición de miembro de la Unión Europea.
A pesar de que las refinerías británicas cuentan con suficientes reservas de combustible, la mayoría de gasolineras en el Reino Unido acumulan días de sequía a causa de la falta de transportistas.
La escasez de personal debida a la pandemia, sumado al envejecimiento de la plantilla de trabajadores, de 55 años de media, más las jubilaciones anticipadas, serían las principales causantes de esta crisis. Aunque se sabe que tras el Brexit, la falta de camioneros excede los 100000 camioneros.
El primer ministro británico, Boris Johnson, insta a la población a seguir «con su vida habitual». Argumenta que hubo una explicación «equívoca» sobre la escasez de transportistas en el sector, lo que llevó a un «comprensible aumento de la demanda», dejando la responsabilidad de la crisis en manos de la población.
El ministro británico de Transporte, Grant Shapps pronosticó que la crisis de suministros se irá aplacando a medida que la población vuelva a sus «hábitos de compra habituales».
Por su parte, el director de la Asociación de Minoristas de Gasolina, que agrupa a 5500 gasolineras independientes dice que se trata de una mezcla de mala gestión y frenesí. Luego que, entre el 50 y el 90% de sus asociados se quedaron sin suministros.
La empresa de servicios de carretera, RAC, informa de que hay un pequeño número de minoristas que se están aprovechando de la situación subiendo los precios de la gasolina, que alcanzó este lunes 135,19 peniques el litro (1,52 euros).
Pese a los precios disparados, largas filas de conductores desfilan por las gasolineras del país con la esperanza de llenar el depósito en los pocos surtidores que quedan, por lo que viven momentos de tensión en algunas estaciones de servicio.
Lo cierto es que el desabastecimiento de combustible pasa por la falta de conductores, pese a que las refinerías disponen de producto, este no llega a las gasolineras por problemas logisticos.
Un tercio de las gasolineras sufren problemas de desabastecimiento de combustible lo que deriva en la escasez de alimentos frescos en los supermercados británicos, como consecuencia indirecta del brexit, que contribuye a problemas logísticos derivados de la pandemia.
El Gobierno inglés autorizó en esta semana que sean los camiones cisterna del ejército los que lleven combustible a las gasolineras en caso de desabastecimiento. Aunque de antemano lo descarten por desconocer la crisis actual.
El brexit tuvo su inicio allá por el 2016, en un referéndum en el que el 51,9% de los votantes dio su apoyo para abandonar la Unión Europea. En marzo de 2017 inició un proceso de dos años que concluiría con la salida del Reino Unido en 2019. El plazo se prolongó tres veces, hasta enero de 2020. Hubo un periodo de transición hasta diciembre de 2020, en el que los ciudadanos y las empresas no notaron diferencias, pero pasado ese período se noto y se nota mucho. Tanto como para comparar su problemática social con la de Venezuela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here