Pese a la oficialización de las listas de candidatos para las elecciones nacionales y luego del frenético cierre del pasado fin de semana, no está dicha la ultima palabra.

Por Lola Mento

El Frente Juntos Por el Cambio que postula al presidente Mauricio Macri y Miguel Angel Pichetto lleva como candidato a senador nacional a Juan Carlos Romero y a Gladys Moisés. Como suplentes son de la partida, Roberto Augusto Ulloa y Silvia Oyarzu.

Hasta allí todo bien e indiscutibles candidaturas condensadas. Sin embargo el problema se plantea con los cargos a diputados ya que a Romero adhieren dos listas. Una encabezada por Miguel Nanni, que lleva a Virginia Cornejo, Eduardo Lamas y María Lourdes Gómez Cervera y como suplentes a Ramiro García Salado, Carolina Zuviría y Federico Dimarco.

José Antonio Ibarra es el otro candidato a diputado nacional, que se presentó acompañado por Silvia Varg, Federico Núñez Burgos y Ángel Estela Gómez; como suplentes: Luis Roberto Sarmiento, Leonor Adriana Portal y Arnaldo Alfredo Abán.

Ibarra, es el candidato favorito de Juan Carlos Romero, quien hasta momentos antes del cierre de lista, puso resistencia a la figura del radical Miguel Nanni, un fuerte cuestionador de la figura del ex mandatario que en reiteradas ocasiones había manifestado que nunca podría integrar una lista con Romero.

El temor de Nanni de quedar fuera de juego, hizo que tocara puertas con la dirigencia nacional del radicalismo, quienes a estas horas presionan fuertemente para que en el marco de la alianza Cambiemos, se respete el lugar de ese partido en los acuerdos y que el legislador salteño no tenga competencia. Es así que desde la Casa Rosada son insistentes los llamados telefónicos para que Ibarra desista de su candidatura.

El guachipeño todavía resiste con el acompañamiento del sector romerista, pero no hay certeza de que pueda continuar en carrera.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here