Tras una catarata de críticas, el intendente Fernando Almeda anunciará mañana la derogación del proyecto para la creación de una «Ecotasa Turística», aprobado por el concejo deliberante cafayateño. El edil que lo impulsó aclaró que la idea original no contemplaba la situación de pandemia actual. 

 

Un proyecto de ordenanza aprobado por el concejo deliberante de Cafayate causó un enorme revuelo al imponer una tasa extraordinaria para turistas que ingresen al municipio. El canon establecido era de doce unidades tributarias de $7,60. Es decir, $91.20, por persona. Según consta en el proyecto, los fondos recaudados de dicho impuesto serían destinados a la contención del Río Chuscha, entre otras obras para el municipio.

Finalmente, y tras recibir una catarata de críticas que incluyó al propio ministro de Turismo Mario Peña, el intendente Fernando «Casita» Almeda, derogará la ordenanza. Se espera que en la mañana del miércoles haya una conferencia para anunciar formalmente el veto.

Según contó a Cuarto Poder el ex-concejal Ariel Barroso, el tema «revolucionó a todo el pueblo. Acá hay que ser conscientes de la situación que vive el país y el mundo y que no estamos exentos de eso. Hay un 70% de Cafayate que vive directa o indirectamente del turismo».

Por su parte, Facundo Guzmán, el edil que impulsó el polémico proyecto alegó que la idea inicial fue presentada hace varios meses, cuando todavía no asomaba la pandemia. Por lo tanto, según el concejal, el proyecto quedó desvirtuado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here