El sistema implementado en mayo de 2018 permitía canjear 30.000 pesos mensuales en lugar de los pasajes. Algunos legisladores tomaron otras variantes.

Recién este año el Senado eliminó el polémico canje de pasajes, que les permitía a los legisladores engrosar su sueldo cambiando los tramos no utilizados por dinero en efectivo.
En la cámara baja, ese sistema, en teoría, ya se había dado de baja a fines del año pasado.

El nuevo régimen, que desterró la palabra “canje” y la reemplazó por el concepto de “movilidad”, empezó a regir el 2 de mayo de 2018 y permitió, según información de la Secretaría Administrativa, un ahorro total de alrededor de 48 millones de pesos en su primer año de vigencia.

Según el nuevo sistema, todos los diputados, independientemente de su lugar de residencia, reciben mensualmente 10 pasajes en total (terrestres y/o aéreos) para su uso dentro del territorio nacional. Los pasajes son nominados e intransferibles, con vencimiento mensual, no renovables y no canjeables por dinero.

Según detalla el medio especializado Parlamentario.com, los legisladores pueden elegir entre cuatro opciones, que consisten en un pago adicional en concepto de “movilidad”; la asignación de 12 tramos aéreos y 20 terrestres transferibles a terceros; o una combinación de pasajes y dinero. En otras palabras, un diputado puede elegir entre llevarse 12 tramos aéreos más 20 terrestres; 12 tramos aéreos más 10.000 pesos; 20 tramos terrestres más 20.000 pesos; o directamente 30.000 pesos por “movilidad”.

Esta suma, que es no remunerativa y no tributa impuesto a las Ganancias, se actualiza de acuerdo al porcentaje de variación del precio del litro de nafta de mayor octanaje de expendio minorista del Automóvil Club Argentino, según consta en la resolución presidencial 487/18. Hasta ahora, la cifra nunca se tocó.

Según un relevamiento de parlamentario.com en base a información oficial, en el año 2018, 104 diputados -es decir, el 40% de la Cámara- eligieron cobrar el plus de 30.000 pesos, mientras que 65 diputados -el 25%- optó por hacerse de los tramos aéreos y terrestres. En 2019, 95 diputados -el 37%- optaron por el dinero, mientras que 67 diputados -el 26%- eligió los pasajes. El resto de los diputados optó por alguna de las dos combinaciones posibles de pasajes y efectivo.
Los salteños optaron así:

Javier David (Opción 2): 10 tramos aéreos o terrestres nominados + 12 tramos aéreos innominados + $10.000.

Martín Grande: (Opción 1): 10 tramos aéreos o terrestres nominados + 12 tramos aéreos innominados + 20 tramos terrestres innominados.

Sergio Leavy (Opción 1) Ídem.

Miguel Nanni (Opción 4): 10 tramos aéreos o terrestres nominados + $30.000.

Alfredo Olmedo (Opción 1): 10 tramos aéreos o terrestres nominados + 12 tramos aéreos innominados + 20 tramos terrestres innominados
Andrés Zottos (Opción 1): ídem.

Pablo Kosiner (Opción 1): ídem.

Ninguno eligió la opción 3: 10 tramos aéreos o terrestres nominados + 20 tramos terrestres innominados + $20.000.