La cineasta argentina Lucrecia Martel, cuya obra merece una retrospectiva de la Filmoteca de Catalunya que con diversas actividades se extenderá entre el 6 y el 25 de junio, cuestionó hoy la lógica que “pretende que por poner a una mujer al frente de una película de superhéroes el problema del feminismo se soluciona».

Los cuatro largometrajes de la artista salteña, de 52 años, serán motivo de un ciclo que se iniciará el miércoles con un coloquio para público especializado en la Escuela de Cine de Barcelona y el jueves con una masterclass en el Centro de Cultura Contemporánea de Cataluña.

Allí se verán sus películas “La ciénaga” (2000), “La niña santa” (2004), “La mujer sin cabeza” (2007) y “Zama” (2017) y tres de sus cortometrajes realizados entre 1988 y 1995.

«Tengo una filmografía reducida pero creo que es ecológico, hay demasiado de todo y yo tampoco tengo tanto que decir. También ayuda al ecologismo de mi producción que no es fácil hacer cine en Latinoamérica y, como no vivo de hacer películas, sino de dar clases, sólo me pongo a ello cuando de verdad tengo algo que decir», explicó Martel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here