La joven, estudiante de Letras, apareció asesinada el 4 de marzo en un yerbal en Misiones. Leopoldo Borovski, ex pareja de la chica de 20 años, fue procesado con prisión preventiva por el femicidio. Fue diagnosticado con un cuadro de celopatía.

El 28 de febrero vieron por última vez con vida a la estudiante de Lengua y Literatura. Al ver que no volvía, la mamá denunció su desaparición ante la Policía y apuntó sus sospechas a Borovski, quien durante tres años tuvo una relación con su hija.

En ese entonces, la mujer declaró a los medios que Borovski le había sacado varias veces el celular a Fiorella por celos y que le pegaba. En ese sentido, sus amigos aportaron audios de WhatsApp en los que la víctima decía cosas como esta: “Tengo miedo de que me mate, me ahorcó con un cable, me hizo ver las estrellas”.

El cadáver fue hallado horas después por un casero que estaba fumigando y cortaba los yuyos de una chacra, a cuatro kilómetros de la ruta nacional 14.

Según trascendió a los medios, el informe psicológico del imputado confirmó un «cuadro de celopatía», reacciones con violencia para dañar al otro «porque lo considera de su propiedad».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here