El histórico dirigente radical y defensor a ultranza del acuerdo con el macrismo equiparó al gobierno kirchnerista con la fase incial de la Alemania nazi. También aseguró que si Alfonsín viviera, le hubiera pedido que apoye a Macri.

José María Farizano, dirigente radical de la primera hora, defendió la incorporación de Pichetto a «Juntos por el Cambio» y la consideró una «jugada espectacular». En una entrevista en Canal 4 (Express) el dirigente opinó que, si Alfonsín viviera, le hubiera pedido que «siguiera el mandato de la alternativa que se está construyendo» en apoyo a Mauricio Macri.
«Alfonsín se hubiera puesto a construir. Les digo a todos los radicales que se hacen los críticos, que hay que construir la alternativa» manifestó Farizano.
En relación al devenir nacional, el dirigente radical presagió un futuro catastrófico en caso de que triunfe la fórmula Fernández-Fernández, y la comparó primero con Venezuela y luego con la Alemania nazi de Adolf Hitler.
«Vamos a terminar todos con la soga al cuello. Acá no podemos permitir que se nos instale Venezuela. No vamos a permitir que se nos instale una Alemania nazi» vociferó.
«¿No es fuerte comparar al kirchnrismo con el nazismo?», le consultan. «¿Qué va a ser fuerte? cuando te entre un (Guillermo) Moreno a una reunión de una Sociedad anónima y llegue con un paquete accionario y saque un ‘chumbo’ o los guantes de boxeo ¿Qué es eso?» respondió.
E insistió: «Cuando vos te ponés a estudiar lo que es el nazismo y cómo nace, te vas a dar cuenta lo que es el principio. No me hables del final».