La Cámara de Diputados aprobó la iniciativa, con las modificaciones propuestas por el Senado, que promueve darle un marco regulatorio legal al ejercicio en Salta. Sin embargo no estipula aun la creación del Colegio de Instrumentadores Quirúrgicos.

La iniciativa establece que para practicar esta profesión, los profesionales deben contar con el título que la avale y en caso de que el mismo hubiera sido expedido en el exterior del país, deberán ser revalidados.

Esta profesión tiene como objetivo asistir, controlar, supervisar y evaluar, en lo que concierne a su tarea específica, el proceso de atención del paciente desde su ingreso al Área Quirúrgica hasta la posterior estadía en la sala de recuperación post-anestésica.

 

Cabe destacar que toda institución que contrate a una persona que no reúna los requisitos exigidos para realizar tareas propias de la Instrumentación Quirúrgica, establecidas por esta Ley, o que directa o indirectamente las obliguen a realizar dichas actividades, será pasible de sanciones previstas en la normativa.

 

El cambio principal con respecto del Proyecto original es que no se incluye la creación del Colegio de Instrumentadores Quirúrgicos.

 

El diputado Guillermo Martinelli explicó que esta es una profesión de altos niveles académicos y cuyos profesionales quieren colegiarse y como diputados así lo entendían.

 

“Pero los Instrumentadores Quirúrgicos nos comunicaron la necesidad que la ley salga cuanto antes y que se deje para más adelante la formación del Colegio, ya que si la iniciativa vuelve en insistencia al Senado pasará mucho tiempo para su tratamiento y aprobación”, manifestó el legislador.

 

El proyecto fue aprobado por unanimidad y pasó al Poder Ejecutivo para su reglamentación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here