Fue seleccionada en la Convocatoria de Muralismo “Semana de la lactancia”

En el marco de la «Semana Mundial de la Lactancia Materna» (01 al 07 de agosto de este año), fueron seleccionados dos bocetos originales como resultado de una convocatoria municipal donde se animaba a los artistas visuales y plásticos la presentación de una idea de temática específica, parte de la campaña de concientización sobre la lactancia materna infantil. Los sitios geográficos para realizar los murales ganadores ya estaban determinados: puntos estratégicos y céntricos de Tartagal, con amplio tráfico. Uno de ellos, realizado por la artista Romina Chávez, en la intersección de calles Warnes y Gorriti, en el Hospital Juan Domingo Perón. El segundo, en una de las paredes del ingreso a la Terminal de Ómnibus de Tartagal, es obra de la artista y profesora Liza Adriana Ferrari. Su realización pictórica consta de una figura central: una mujer envuelta en los colores del poncho salteño, cabellos trenzados y amamantando a un niño pequeño; en los contornos externos, sobre un aura de rojos y amarillos solares -propios del subtrópico- se enlazan las banderas argentina y wiphala, entre flores de girasol, tallos verdes y enredaderas.

La convocatoria, impulsada por la Secretaría de Cultura y Turismo de Tartagal, la Comisión de Lactancia Materna del Hospital y la Dirección de Asuntos de la Mujer y la Diversidad, tenía como fecha límite el día 30 de julio para la presentación de bocetos originales, siendo el día sábado 7 de agosto la cita para el descubrimiento del primer mural. La elección estuvo a cargo de Elizabeth Escalante (de la Comisión de Lactancia Materna del Hospital), Carla Corderlo (Directora de Asuntos de la Mujer y la Diversidad) y Carina Zuleta (Secretaría de Cultura). El descubrimiento del segundo mural, en la Terminal de Ómnibus, tuvo lugar el día viernes 27 de agosto.

¿Qué te motivó a participar de esta convocatoria de una temática específica relacionada con la salud y lo social?

Siempre estoy atenta a todas las convocatorias que se dan, y son más de mi interés si están referidas a temáticas así. Creo que también, en este caso, lo tomé un poco personal, al ser sobre la mujer y algo tan importante como lo es la lactancia: al ser madre me pareció una linda manera de expresar lo que significó también tener a mis niños y la importancia que tuvo el momento de lactancia de ellos, y la conexión que generó esta acción con mi persona, que sin dudar es algo único e increíble. Fuera de mi experiencia personal, pienso que el arte también tiene que tener un trasfondo, un significado en sí para poder ser lo que es, y nada mejor que temáticas que nos competen a todos para poder plasmar y transmitir.

¿Cómo fue el proceso creativo de tu mural? (desde la presentación del boceto original hasta la realización en una pared a gran escala)

Bueno, al ver la convocatoria inmediatamente pensé que debía participar, una de mis metas siempre fue intentar dejar una huella en la ciudad que me vio nacer y crecer, entonces ya motivada con esa idea me puse a estudiar la temática. Me tomó todo un día pensar el diseño y plasmarlo, ya que me enteré de la convocatoria un poco sobre el límite de tiempo, fue un poco apresurado. Después de dos bocetos fallidos, terminé entregando el que creía que se acercaba más a lo que quería expresar, no quería solo mostrar la lactancia en sí, sino también incluir lo cultural y mi toque personal como en cada obra que compongo. A la hora de plasmarlo en el muro no fue dificultoso, pero todos los componentes del resultado final en su inicio no estaban allí, como la bandera de la diversidad cultural y la argentina, fueron pensados en el proceso del boceto y, al final, el encuadrado (que tampoco lo tenía estipulado, pero en el proceso lo fui pensando para darle una mejor presentación). Soy muy minuciosa con lo que hago y realmente no pedí ayuda para realizarlo, es una cuestión personal, pero sí me acompañaron una amiga y ex alumna -Andrea y Alejandro- que fueron claves a la hora de realizar la wiphala, que fue lo más complicado del trabajo. También se acercaron un par de compañeros artistas ayudándome con sus perspectivas y dándome consejos que fueron muy útiles para el desarrollo del muro. Las chicas de la Dirección de Asuntos de la Mujer y Diversidad y los administradores de la terminal estuvieron atentos todo el tiempo por si necesitaba algo. Fue una semana entera llevando el ritmo del sol. Tengo que destacar que sin la ayuda de mi familia no podría haber hecho esto, ya que ellos se encargaron de mis niños mientras yo realizaba el muro.

¿Cuáles son los desafíos a la hora de trabajar el arte visual en espacios públicos?

El desafío más importante para mí fue no perder la concentración, suelo escuchar música para concentrarme mientras pinto, en este caso era un poco complicado porque al ser un lugar tan concurrido, la gente paraba y me hacía preguntas sobre mi trabajo, entonces al retomar me costaba volver a concentrarme en lo que estaba haciendo. Pero lejos de eso, disfruté el proceso y la experiencia, no es el primer muro que realizo, pero sí el primero que hago sola.

¿Cómo consideras que conviven el arte y los espacios urbanos, cómo crees que tu mural pasa a formar parte de la terminal?

En todos los lugares que visité siempre admiré los murales que me encontraba en el camino, le dan un toque distinto a cada sitio al que pertenecen: como que les cambia la vibra. El arte, aparte de expresar también existe para embellecer, y al estar en un sitio donde mucha gente va y viene, creo que causa un impacto en quienes recién están conociendo nuestra ciudad, considero que es una bella forma de mostrarle a la gente de afuera lo hermoso de nuestra ciudad y que el arte forma parte de nosotros. Lo único que me angustió en un momento fue encontrarme el cuarto día con una de las esquinas del muro manchado con hojas de coca, eso me mostró una parte que no había tenido en cuenta antes, y es que aquí antes no se le daba la importancia y relevancia al arte como lo está siendo en este ultimo tiempo, y quiero ser parte de este «renacimiento» -o como le digo yo, «florecimiento»- de la cultura artística de Tartagal, para poder aprender a apreciar y a cuidar mejor lo que es nuestro. Valorar al arte no como un hobby, como muchos lo ven, sino como un trabajo digno y una forma de vivir.

¿Cuáles son tus búsquedas artísticas en la actualidad?

Estoy trabajando en series de cuadros con temáticas de la zona, mi inclinación es más bien naturalista y rozando el realismo, así que trabajo mucho en ello, no hay nada más satisfactorio para un artista que poder hacer su trabajo y que la gente logre captar esa esencia. Estoy muy comprometida en hacer llegar a cada rincón del país lo que significa Tartagal y sus alrededores para mí. Constantemente estoy capacitándome e intercambiando saberes con mis colegas de todas partes del mundo, estudio mucho el color porque es mi fuente de inspiración. Mis metas personales son muchas, ya di mi primer paso: dejar una huella aquí, y para mí eso ya es muchísimo. También estoy trabajando en 3 bocetos más como modelos para otros murales que me encargaron, además de las series de cuadros pinto muñecos en 3D y trabajos por encargo. Para cerrar, quería agradecer a todos los que confían en mi trabajo, a mi familia: mi mamá, mi sobrina, que siempre están para darme una mano con mis pequeños y para acompañarme en mis noches de desvelo para que yo sólo me concentre en trabajar. Al municipio y la Secretaría de Cultura, por brindar oportunidades a los artistas de mostrarse, a la directora de Asuntos de la Mujer y los directivos del Hospital, por su justa selección en los bocetos y por la calidez con la que nos recibieron a mí y a mi trabajo, y a mis hijos que son el motor de todo esto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here