EL LABORATORIO DE NEURUS

El vino con el fernet, el cerdo con cerveza, el dulce de leche con jamón crudo y el titirromerismo con el albertismo. Las mezclas que en apariencia son impensables, pero no  en política. Los armados que se ensayan en los laboratorios a medida que se va aflautando la voz de alarma por la pandemia. Y que al igual que el levantamiento de la cuarentena continúan en “veremos”.  Por: Federico Pérez.

El movimiento hacia el centro y un poquito más a la derecha en el que parece incursionar  el Frente de Todos de la metrópoli argentina es el camino que tiende a imitar su correlato a nivel local. Con el aliciente que la lluvia de críticas desde el ala progresista de aquel oficialismo, en cambio, no se replicó en el plano del FdT criollo el que, por el contrario, hasta se dio una proyección orientada a comicios 2021 y un poco más allá, todavía.

Unos discretos borbotones emanan planteos en voz baja, tendientes a una tarea contínua para darle algo más de volumen a la figura de Titi Romero, desde la alcaldía capitalina hacia el resto de la provincia. A la par, lo de insuflar ventiscas de similar intensidad a figuras que arriban al ámbito citadino con vistas a medirse la vestimenta, imaginaria por ahora, como de senaduría o eventual relevo en el CCM cerca de 2023.

La lentitud y discreción con la que se viene produciendo este acercamiento no es de ahora, sino que proviene del contexto electoral que asomó por este valle del barbudo Güemes a mitad de 2019, con mayor claridad en noviembre del año pasado. Todo muy gradual, todo muy romeriano, con cierta discreción, es lo que signó este acercamiento del sector tradicional con el FdT. Llegando a las escalinatas de España y Deán Funes, junto a una bandada de micrófonos y cámaras audiovisuales.

En esta cartografía, son casi seguras las contrastaciones que un sector de la prensa local hará por la baja inflacionaria informada en abril (planteo que en la era macrista se equiparaba con la baja en el poder de compra), en una constante del último lustro con inflación alta más desmoronamiento del valor real de los salarios. Esto convive con los supuestos huecos dejados por el oficialismo provincial -ocupado en la piedra angular: cuotas de colegios privados en el ámbito legislativo- y que quizás podría cubrir algún delfín con reminiscencias a la anterior administración. El de la quinta vocal, con apoyo industrial, para más pistas.

Una sencilla tarea de trazabilidad al discurso del senador nacional Sergio Leavy, ex candidato a Gobernador -hasta no más de 6 meses atrás- develará la chimenea de toda esta industria. El actual legislador, viendo de reojo al poniente y al naciente, apelará al recurso del actuar conjunto –más si alude al romerismo, menos si se trata del saenzismo-, hasta que en el punto culminante resuelva soltar prenda en la definición de preferencias.

Todo muy gradual, todo muy romeriano, con cierta discreción, es lo que signó este acercamiento del sector tradicional con el FdT. Llegando a las escalinatas de España y Deán Funes, junto a una bandada de micrófonos y cámaras audiovisuales.

A mitad de semana, Leavy se ofreció para intermediar ante nación por pedidos de inversión en infraestructura –dos puentes y asfalto en el sudeste capitalino-, como igualmente que un eventual corte de cintas traiga a nuestra ciudad a un tal Alberto Fernández, coprotagonista de tal evento con Titi R. El legislador le comentó a Canal 2 que esta idea surgió tras notar que a la alcaldesa “le encantó poder hablar con el Presidente, quien le dijo que muchos gobernadores se hacen los federales en Buenos Aires, pero en sus provincias son unitarios” ¿Quién será el aludido en esta última referencia?

 

Tesis a la inversa

 

 

El “teorema de Baglini” hace referencia a los planteos –y los cascotes- jacobinos que anidan tras los codos retráctiles de dirigentes que en determinada coyuntura están de opositores y los predicamentos derechosos en que éstos mutan al llegar a un cargo de gobierno. A lo mejor para poner a prueba esta ley de inercia política, el albertismo local (influencia de su versión nacional) resolvió adoptar aquella tesitura algo más “conserva”, a la espera de la meta formulada por el ex diputado mendocino de la UCR, al final de su afamado silogismo.

Algo así como esto del planteo hecho por Raúl Baglini, más una pizca del cuento de La chica y el cántaro de leche –de Jean de La Fontaine- en este trayecto de lo que comúnmente se conoce como centroizquierda, en tránsito hacia el centro, más un pequeño viraje hacia la derecha. Aunque viendo el poder, todavía, desde lejos.

En un escenario en el que la dirigencia del FdT se permite alternar con planteos por la calle izquierda (Ver subnota “Infla en lente de aumento“), este segmento político evidencia una incipiente incomodidad en dicho casillero. Un tanto por un distanciamiento entre lo dicho y lo que efectivamente sucede, proveniente desde el ámbito nacional y que muchos zorrean, obedece al intento que los macristas metropolitanos mantengan la enseña de alternativa frente al Grupo del Borda (Bullrich, Pichetto, Macri).

Es así que con sus bártulos, un cierto bagaje lingüístico -respetando su condición de franquiciatario- y gran parte de los gallardetes en sus heraldos y contramaestres (en su mayoría outsiders de estas lides), el FdT los convenció de ocupar funciones de apuntalamiento al titirromerismo. Puede que sea en base a una rigurosa planificación de recursos, sin embargo no faltará quien lo impute a un morigerado ánimo de retaceo de liquidez, por parte de sus capitanes.

Estos halagos del FdT son correspondidos con algo de disimulo desde el titirromerismo. Un abrazo fraternal de 23 palos en que rascarse, malician los detractores, y el balón bien cubierto cuando se avecina un defensor, el estilo habitual del romerismo para evolucionar por el campo de acuerdo al precepto de juego desarrollado por el Barcelona.

De este modo, la alcaldesa salteña puede anunciar creaciones conceptuales, fractales o espectrales, adjuntadas con imágenes en que un “zanahoria” expone su pompis como invitando a cualquiera con zapatos en punta, y mantener cercanía con el macrismo porteño. O bien al jugar asemejándose a una entidad partidaria proyectada como totalmente diferente a su progenitor, cuando el senador nacional arremete con cuestionamientos al intento de concentrar todo el poder en Santiago Cafiero. Si bien es sabido que ante la ausencia de una ley de Presupuesto, la reasignación de partidas queda en manos del Jefe de Gabinete. Más ante una situación de emergencia, conflicto bélico o pandemia.

 

En pre calentamiento

 

Las respectivas sesiones del Parlamento nacional, a mitad de semana, tuvieron una previa como de final de UEFA Champions League, aunque lo que se vio en el césped se asemejó  más al 0-0 de los últimos choques Argentina-Holanda en Mundiales de Fútbol (principalmente el de 2006). Mucho alacraneo sobre el Impuesto Forbes, pero el bloque del FdT no lo presentó y al ver que sí lo hacía el Frente de Izquierda, lo mandó al freezer.

El sistema de transmisión e interacción remota, más el recinto, lo proveyó Mitre 550 para su utilización por parte de senadores y diputados nacionales que representan al electorado y al distrito gaucho. Poco y nada del Ingreso Familiar de Emergencia o el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción -IFE y ATP- cuyos beneficiarios son más difíciles de hallar que un ganador del Bingo de la Liga. Igual, con entusiasmo intacto, los senadores, cuerpo en que el oficialismo nacional tiene como aporte salteño el 70 % de escaños, participaron desde el Salón de Presidencia.

En tanto, los diputados nacionales siguieron el encuentro en Ciudad Autónoma desde el recinto que ocupan –por ahora bastante poco- sus homólogos provinciales y el miércoles pasado no sucedió ninguna intervención disruptiva, proveniente de los mecanismos de sesión virtual instalados en la cámara baja local. Las críticas y algunas expresiones de decepción surgieron desde otro lado.

Mucho alacraneo sobre el Impuesto Forbes, pero el bloque del FdT no lo presentó y al ver que sí lo hacía el Frente de Izquierda, lo mandó al freezer.

 

El economista Claudio Lozano, escaso entre los que legítimamente tienen catadura de “centroizquierda” en el albertismo, cuestiona el barril criollo a u$s 45, las subvenciones inaccesibles para PyMEs y las flojas señales a sectores sociales afines. Luego de expresar su perplejidad por el subsidio al crudo “que no se entiende muy bien por qué hay que beneficiar a las petroleras que si hay algo que tienen es espalda económica”  o la inexplicable ´necesidad´ que el Estado pague “la nómina de salarios de Techint”.

En un contexto como el de estos días recordó que “desde la Edad Media cada vez que hubo pandemias, guerras y demás, los que aportaban para sostener los ejércitos eran los sectores de mayor capacidad económica”, dijo el miércoles en el canal C5N el director del Banco Nación. Mientras, el historiador e investigador de la UBA, Sergio Wichñevsky, preguntó este jueves retóricamente en  Twitter: ¿”El dólar a 136”?. En un diálogo simulado, recomendó que “por favor tío Alberto no les hables con el corazón, hablales con los puños. Escuchan mejor”.

Unas horas antes, el analista económico Claudio Scaletta por esta vía de la red del canario advirtió que entre las cosas que no podían pasar en un momento como el actual, encabezaba la escapada del dólar “paralelo sin restricción externa”. Por ello, evaluó que si de todas maneras sucedió “es pura mala praxis y el umbral para la inestabilidad macro”. Aunque peor “y ni hablar si se les ocurre resolverlo devaluando”, alertó como si la referencia fuera a la Argentina de comienzos de 2002.

 

 

Infla en lente de aumento

El flanco económico será, con alta probabilidad, al que apele la oposición en los días que derivan del último informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo. El organismo informó este jueves las cifras oficiales de la inflación promedio en el país, las que en el caso de Salta impactaron con mayor polenta que en el resto del país y en rubros muy sensibles.

En efecto, el INDEC especificó en este detalle que el rubro Alimentos y Bebidas No Alcohólicas registró para el cuarto mes de 2020 en la región que integra Salta (Noroeste)  un 4,7 % y fue la mayor pérdida para el poder de compra de los salarios en todo el país. Para peor, en perspectiva, reiteró la tendencia a ser la región de la Argentina que también en el informe del mes anterior encabezó como la de mayor inflación.

Esta variable, a lo mejor marque la necesidad de poner el mayor énfasis en los mecanismos de monitoreo sobre los precios de dicho rubro. Muchas veces, según aconsejan los binoculares más avezados, el celo deba estar puesto en lo declarado en góndola por cadenas de comercialización de capitales trasandinos, norteamericanos o galos, antes que en modestos mercaditos de propietarios de habla en mandarín.

En una semana en que, desacoplado de los presagios sobre este informe, las inmobiliarias locales catapultaron los precios de la renta puesta en oferta, otro desagregado acuciante para las familias salteñas: el indicador inflacionario correspondiente a Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles.

Al igual que el caso anterior, el promedio nacional para este rubro -0 %- tuvo variación hacia arriba en el NOA, con una suba del 0,2 %, si bien este cálculo fue eludido con cierta fortuna por las ansias de facturación de la firma EDESA no desprovistas de timing. Por lo que será Impacto a develar en el informe del INDEC previsto para el mes de junio. Vaya otra lupa hacia los últimos pisos de calle Zorrilla 29, cuyos directivos, previsores, recomendaron conveniente consumir menos, 11 días antes de la declaración de la cuarentena. O también podría decirse, si se prefiere, “aconsejaron” un consumo responsable, en tono de apócrifo paternalismo. Por decirlo en términos elegantes o marketineros.

 

 

A simple rúbrica  

La previsión de un saenzismo diluyéndose, mezclándose con otras expresiones y un posible reflote U, son hipótesis sobre las que trabaja gran parte de la dirigencia del Frente de Todos. A la proyección de la Jefa comunal capitalina como posible competidora a la Gobernación le restan dos años y pico, aunque son cosas que deben hacerse con tiempo; mientras se van posicionando otras figuras en el área metropolitana. Todos asuntos que se hablan en estos días, no tanto en público.

Previo a la insulsa sesión virtual del miércoles el senador nacional Sergio Leavy balbuceó que su reciente encuentro con la lady mayor Titi Romero fue sólo al visitar el CCM por lo de la firma digital, provista por la Muni salteña. Como quien no quiere la cosa, “me encontré con la Intendenta donde también me puse a disposición, y ella me pidió poder gestionar obras”, las que no se hacían “desde el gobierno de Juan Carlos Romero”, le dijo el parlamentario el miércoles al citadino Canal 2.

El ex aspirante a la Gobernación hasta la noche del 10 de noviembre de 2019, después de esta charla con la dirigenta (que completó boleta con quien medio año atrás había sido su contendiente) enhebró la requisitoria de los dos puentes para fortalecer la conexión vial capitalina, con la ilusión que a dicha inauguración podría arribar el Presidente Fernández. Lo cual, detalló Leavy, fue una ocurrencia con la que Romero se mostró más que interesada.

A diferencia, el parlamentario nacional no alcanzó a disimular que su voluntad inicial hacia la gestión Sáenz había sido ponerse “a disposición”, pero ni siquiera con la reciente visita del ministro de Defensa, Agustín Rossi, “tuvimos participación”. De todas formas, relativizó en esta entrevista con la señal de aire, si tal prestancia hacia el saenzismo sigue siendo  soslayada, “trabajamos solos y hablamos a las autoridades nacionales”.

El FdT del cual Leavy es una de las principales figuras, parece tener a la funcionaria nacional Pamela Ares (Consejo Federal de Políticas Sociales) o al director del Ente Nacional de Comunicación, Gonzalo Quilodrán, como figuras prontas a desembarcar en el distrito Capital. Por su parte, desde el romerismo también mencionan al abogado Emiliano Durand como una eventual inyección de sangre nueva. En la agenda figuran dos llamados electorales: el del año próximo y el que promete ser más atrapante por lo que definirá, en 2023.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here