De ese total, la fiscalía de Derechos Humanos realizó 67 imputaciones, 11 de las cuales derivaron en un pedido de elevación a juicio. 

 

Desde el 1 de enero a la fecha, llegaron a los despachos de la fiscalía de Derechos Humanos, a cargo de Verónica Simesen de Bielke, unas 745 denuncias contra efectivos policiales. Cerca del 10% de esas denuncias terminaron en imputaciones en un período inferior a los 3 meses.

Según informó la titular de la fiscalía, desde su asunción en julio de 2020 hubo 132 imputaciones, con 113 requerimientos a juicio. Muchas de ellas se realizaron a través del Sistema de Denuncias Web para víctimas de violencia institucional y abusos policiales.

Al respecto, la fiscala recordó que entre las posibilidades para mitigar la violencia institucional, el procurador general de la Provincia, Abel Cornejo, presentó el 1 de julio pasado un proyecto de Reforma de la Ley N°7839/14, para que la Fiscalía de Derechos Humanos vuelva a denominarse de Causas Policiales y Penitenciarias.

La iniciativa se encuentra en la Cámara de Diputados de la Provincia. De esa forma, estimó la fiscal que “la ciudadanía no caería en confusiones sobre qué tipos de delitos pueden denunciarse en la fiscalía”, que tiene a cargo y que no puede investigar hechos de otro tipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here