Un grupo de trabajadores de al cooperadora asistencial se trasladó al centro cívico municipal y solicitan definiciones sobre su futuro laboral. 

Pese a que el coordinador de la gobernación Pablo Outes aseguró que está garantizada la continuidad de los trabajadores de la cooperadora, desde el municipio capitalino aún no se han dado precisiones. Esta mañana un grupo de empleados llevó su reclamo al centro cívico municipal donde aguardan respuestas de la intendenta Bettina Romero.

Según comentaron los manifestantes a este medio, se encuentran acompañados de trabajadores de otras áreas que también fueron notificados de sus cesantías. En total, entre 30 y 40 trabajadores fueron desafectados verbalmente, pero los rumores y la incertidumbre se extienden incluso a quienes están en planta permanente.

Según comentaron los trabajadores, la cooperadora no cuenta con financiamiento, pero ellos continúan cumpliendo con el horario de trabajo estipulado. Aunque muchos ciudadanos se acercan para solicitar ayuda, es poco lo que pueden hacer para asistirlos.

El reclamo se desarrolló frente a un fuerte cerco policial y ante la ausencia de los siete gremios que aglutinan a los empleados municipales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here