Fue en el marco de la emergencia decretada ayer tras la reunión multisectorial. El gobernador puso a disposición el gabinete de ministros para abordar las necesidades de la zona.

Sin dudas, el municipio más golpeado por la pobreza y la postergación en Salta es Santa Victoria Este, en el corazón del Chaco Salteño. Desde el 10 de diciembre, el pueblo es comandado por el originario Rojelio Nerón, quien no sólo debe enfrentar un pasivo económico de más de $3 millones, sino también la falta de asistencia y de recursos en el municipio.

«Nos reunimos con el intendente de Santa Victoria Este, Rojelio Nerón. Avanzamos en la coordinación de acciones para brindar soluciones concretas a las problemáticas de las comunidades originarias», publicó el gobernador en su cuenta de twitter, quien además se comprometió a intensificar la asistencia social en la zona.

“Actualmente nos ocupamos de la situación imperante en Santa Victoria Este y haremos lo humanamente posible para lograr una mejor calidad de vida para todos sus pobladores», manifestó Sáenz una vez concluida la reunión.

Del encuentro participaron: el ministro de Gobierno, Ricardo Villada, el ministro de Economía y Servicios Públicos, Roberto Dib Ashur, la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, el secretario general de la Gobernación, Matías Posadas, el secretario de Asuntos indígenas, Luís Gómez Almaraz y la consultora jurídica  de la Gobernación, Pamela Calletti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here