El pasado de Sergio “oso” Leavy que ahora pide “transparencia”

0
29

Fue intendente de Tartagal desde 2007, el mismo año que Urtubey fue electo gobernador.. Fue destituido y denunciado por “fraude a la administración pública”, pero la “justicia” lo sobreseyó. Los aportes de Lucas Cisneros para su campaña.

 

Leavy llegó a Tartagal desde Metán. Militante peronista, antes de desembarcar en política trabajó en empresas privadas. Pero en 2003 dio el gran salto y de la mano del kirchnerismo llegó a ser diputado provincial. Su padrino político fue el gobernador Juan Manuel Urtubey. Se presentó como candidato a intendente de Tartagal en las elecciones de 2007, bajo la insignia del Partido de la Victoria (PV), que responde directamente al kirchnerismo. En los comicios venció al ex intendente Darío Valenzuela, del Partido Renovador de Salta (PRS).

Dejó a su propio hermano cuando asumió a su cargo como diputado nacional, después de renunciar a su cuestionado puesto de intendente de Tartagal. Luis Eduardo «Chanchín» Leavy entre 2007 y 2009 ocupó el cargo de coordinador general de la Municipalidad de Tartagal. Desde el 2009 al 2013 y hasta fines de noviembre de 2017 fue diputado por San Martín. Desde 2011 al 2013 fue vicepresidente segundo de la Cámara Baja.
Desde 2013 se desempeñó como vicepresidente primero de la Cámara de Diputados.

La Corte de Justicia de Salta desestimó la acción de amparo que solicitaba que se ordene al Poder Ejecutivo la convocatoria inmediata a elecciones de Intendente de la Municipalidad de Tartagal. De esta manera, Luis “Chanchín” Leavy continuará al frente del municipio norteño hasta las elecciones próximas.

La acción había sido presentada por residentes e integrantes del padrón electoral de Tartagal. Habían fundamentado su acción invocando la omisión que atribuyen al Poder Ejecutivo Provincial respecto de la convocatoria a elecciones de intendente del municipio de Tartagal. Luis Leavy había asumido en el cargo luego que su hermano, Sergio, fue electo como Diputado Nacional.

Según dicta el fallo de la Corte “surge una consecuencia fundamental: el acto de gobierno o político puede incidir directa e inmediatamente en la esfera jurídica del particular con vulneración incluso de un derecho o garantía individual establecidos a su favor en la Constitución; ello autorizaría la impugnación del acto ante la autoridad judicial. En cambio, el acto institucional no se vincula inmediata o directamente con los particulares sino con los propios órganos o poderes estatales en cuyo marco se contemplan principalmente relaciones entre poderes públicos.”

Al Oso lo echaron del bosque

En 2019 “Oso” Leavy, fue destituido por el Concejo Deliberante de esa ciudad. En su contra pesaban denuncias de malversación de fondos públicos y los concejales aprobaron su remoción durante una sesión que se caracterizó por los momentos de tensión. Al final, el jefe comunal fue sacado a empujones.

El 20 de octubre de 2009, con el voto de 8 de los 11 miembros, el Concejo Deliberante de Tartagal, con el asesoramiento legal del abogado Sergio Heredia, destituyó al intendente Sergio Leavy dando a conocer en forma taxativa más de 16 cargos en su contra.

“El funcionario llegó al mediodía al Concejo Deliberante y presenció la sesión que luego terminaría determinando su separación del cargo, en compañía de algunos de sus funcionarios. La sesión se realizó en las instalaciones del Complejo Deportivo Municipal. Afuera piqueteros mostraron su apoyo a la comitiva municipal y provocaron incidentes que fueron controlados por la guardia de infantería de la provincia que custodiaba el lugar. Leavy ingresó al recinto, saludó a todos los concejales. Se sentó a la izquierda de la presidenta del cuerpo y presenció todo el debate. Finalmente, los concejales destituyeron a Leavy por mal desempeño de sus funciones”, informaba en ese entonces Página 12.

Uno de los argumentos más firmes para su destitución fue la escasa reconstrucción que se hizo luego del alud que vivió Tartagal a pesar de los fondos públicos recibidos desde la Nación.

En 2012 el juez de Instrucción Penal de Segunda Nominación, Fernando Mariscal Astigueta, sobreseyó al intendente de Tartagal, Sergio Leavy, en la causa caratulada como “fraude a la administración pública”. Esta acusación, realizada en 2009, dio lugar al frustrado juicio de destitución del jefe comunal norteño.

Cómo llegó

Es sabido que en la Argentina para ganar una elección se necesita caja. ¿De dónde provino la de Leavy?. De su bolsillo no. Leavy tuvo cheques rechazados por $54.100 e incluso estuvo embargado por $8.389. El rumor en Tartagal, y que repitieron ante diario Perfil  varias fuentes, es que el dinero lo habría aportado Lucas Cisneros, un político peronista ex concejal de Tartagal durante la década del ’90. Cisneros pasó de humilde albañil a exitoso empresario salteño. A pesar del rumor, negó estos vínculos a Perfil.com: «Trabajo en la actividad privada y no tengo nada que ver con la política», aseguró. Al menos cuatro fuentes consultadas por Perfil.com indicaron que Cisneros es uno de los testaferros de Ernesto Aparicio, ex diputado provincial justicialista que estuvo procesado por una causa por narcotráfico e involucrado en el asesinato de Liliana Ledesma.

“A Aparicio lo acusaban de traficar cocaína en rollos de madera. Leavy tiene un aserradero en Tartagal, otro punto de contacto con Cisneros. Hoy Cisneros y Leavy están distanciados y varios concejales responderían directamente a este empresario. El motivo de la disputa habría sido por cargos: Cisneros querría ser diputado provincial en las próximas elecciones en septiembre pero Leavy colocó como candidato a su hermano, Eduardo ‘Chanchín Leavy». Según una fuente, «le desató una guerra a muerte», informó el portal nacional.