Esta tarde, se recibieron las últimas declaraciones testimoniales en la audiencia de debate seguida contra Santiago Alfredo Zambrani (36), imputado por el delito de homicidio doblemente calificado en perjuicio de Paola Mariana Álvarez. En la causa también están acusado sus padres Amelia Inés Huergo (60) y Alfredo Francisco Zambrani (60), como partícipes secundarios del delito de homicidio doblemente calificado.

Estába prevista la comparecencia de seis testigos, en su mayoría peritos que intervinieron en la causa.

Entre ellos, declaró el médico que realizó la autopsia del cuerpo de Paola Alvarez, ante lo cual el Tribunal advirtió que se exhibirían imágenes. La madre de la joven asesinada decidió quedarse y visualizar las imágenes.

El profesional señaló que concurrió al lugar del hallazgo y luego hizo la autopsia en el Servicio de Tanatologia Forense del CIF y que pese al avanzado estado de descomposición de algunos órganos se constató que no presentaba heridas penetrantes, golpes ni fractura.

Dadas las características del lugar en el que fue encontrada (un precipicio al costado del camino de cornisa), las partes del cuerpo que conservaban prendas de vestir, estaban bien conservadas. Desestima que haya caído desde altura ya que no presenta ninguna fractura. Confirma la data de muerte y dice que no se pudo determinar la causa.

En relación a la droga usada para disminuir las defensas de la joven, fue  consultado sobre la diferencia entre diazepam y clonazepam. Dice que son medicamentos de la misma familia pero que el diazepam es más fuerte porque viene en presentaciones más grandes. Aseguró que dos pastillas solo pueden causar somnolencia pero nunca la muerte ya que requiere dosis muy altas para un efecto riesgoso o mortal.

A su turno, el  toxicologo del CIF que realizó pericias durante la investigación, señaló  sobre el análisis del contenido gástrico de la víctima,  que no se detectó drogas ni plaguicidas pero que puede atribuirse al paso del tiempo y la descomposición. Sobre el análisis de botellas secuestradas de la vivienda de Zambrani, revela que encontró rastros de cocaína en el interior de dos botellas de cerveza.Consultado sobre la interacción entre cocaína y alcohol, señaló que todo concluye en estado depresivo

Por su parte, también declaró la licenciada en Criminalística del CIF que realizó la inspección ocular sobre las prendas de la víctima y cotejó entre el zoquete que vestía y el encontrado en la casa del imputado. También prestó declaración una efectiva policial, licenciada en Letras que realizó un análisis del discurso de las búsquedas realizadas por el imputado.

También dijo lo suyo, una licenciada en Psicología perteneciente al CIF que realizó informes en la causa, un victimológico de Paola y también sobre el imputado. El estudio victimologico de Paola fue elaborado con sus allegados e incluso se citó a Zambrani que decidió no colaborar.

El defensor de Amelia Huergo anunció al iniciar la audiencia, que prestaría declaración sin responder preguntas, por lo que tras la finalización de los peritos, la madre de Zambrani se sentó frente al Tribunal.

«El viernes a la tarde le presté la camioneta a mi hijo frente a donde trabajo. A la salida me busca mi esposo en el auto y me vengo a Castañares para cambiarme para ir a un asado. Por la mañana del sábado fui con mi esposo a buscar la camioneta desde Autodromo. Me fui a trabajar y esa tarde pedí vacaciones. Cuando salgo de trabajar lo llamo a mi hijo para saber cómo estaba de la pierna. Quedamos que el domingo iría a mi casa y yo fui a buscarlo. Mientras cocinaba llamaron de la brigada. Fuimos y al regresar empezaron las amenazas e insultos. Mi hijo me cuenta que lo visitó la Brigada y ahí me cuenta porque yo no tenía idea de nada. Santiago no podía volver a su casa y mi esposo y yo nos vinimos a Castañares y lo dejamos allí. Al otro día mi hija me dijo que temía por la vida de mi hijo. Tomamos conocimiento de que la foto de mi hijo circulaba en redes sociales y que lo acusaban de homicida. Lo llevé a Defensa al Consumidor y allí nos dijeron que debía buscar un abogado penalista.El se quedó con un amigo y yo me fui a casa a esperar al plomero»- señaló la mujer durante su alocución.

«Nos pedían que llevemos a Santiago a la Policía pero no podíamos ubicarlo y nos informaron que pasó la causa a la Unidad de Graves Atentados. Nos citaron a la Fiscalia y allí después de un rato nos informaron que estábamos detenidos»- continuó pero la declaración de Amelia Huergo dio por finalizada ya que no se sentía en condiciones de continuar.

El tribunal pasó luego a un cuarto intermedio hasta el jueves 2 de mayo a las 8.30, oportunidad en que se producirán los alegatos y se dará a conocer el veredicto.

El tribunal colegiado está conformado por los jueces de la Sala IV, Mónica Mukdsi, Roberto Lezcano y Norma Vera. Por el Ministerio Público intervienen los fiscales Ramiro Ramos Ossorio y Pablo Paz. La defensa de Santiago Zambrani está a cargo de Ana Cortez y Gabriela Arellano, en tanto que René Gómez y Andrea Godoy tienen a su cargo la defensa de Amelia Inés Huergo y Alfredo Francisco Zambrani. Por la parte querellante interviene Gloria Cruz.

El 6 de mayo de 2017, la madre de Paola Mariana Álvarez denunció la desaparición de su hija, quien aparentemente mantenía una relación sentimental con Santiago Alfredo Zambrani. La víctima había estado la noche anterior con el imputado. Su cuerpo fue hallado el 17 de agosto de 2017 en el camino de cornisa de la ruta nacional 9, kilómetro 1640.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here