Dos viajeros argentinos encontraron la revista en un búnker inexplorado. La emoción del dibujante, la decisión de donarla a un museo. Conocé la historia en esta nota

Diciembre de 2018. Dos argentinos, de paseo en las islas Malvinas, encuentran los restos de una revista en una vieja trinchera de guerra. Así podría comenzar la película, aunque se trata de una historia real. Fueron Gisela Candarte y Carlos Maslatón quienes hicieron el hallazgo. En una cueva situada en Tumbledown, otrora un búnker de los combatientes argentinos durante la contienda contra los ingleses, en 1982, los fragmentos encontrados correspondían a la historieta «Estación Polar ZEBRA», de la Revista Fantasía (N° 136, impreso en febrero de 1970 por Editorial Columba). Las viñetas fueron dibujadas por el argentino Gerardo Canelo.

Lo emocionante es poner el hallazgo en contexto. La lectura de historietas era un hábito frecuente en los momentos de calma en el frente. Estas páginas fueron una compañía para los soldados en sus horas de vigilia.

Luego de publicar el descubrimiento por redes sociales, Gisela y Carlos deciden donar los fragmentos al Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, que serán exhibidos en la nueva muestra temporaria: «Historieta encontrada en un búnker» . La muestra también contará con una selección de historietas y personajes, con el objetivo de brindar un panorama de lo que se publicaba y se leía en la Argentina en aquella época.

«Somos dos amigos que decidimos visitar las Malvinas a fines del año 2018. El viaje duró 24 horas, saliendo desde Buenos Aires, luego Santiago de Chile y Punta Arenas, hasta arribar a Mount Pleasant, el Aeropuerto de las Islas. Hicimos el mismo recorrido en el regreso, con el corazón repleto de emociones», cuenta Gisela.

Era el primer viaje de Gisela; Carlos ya había estado en el 2005. Los dos tenemos una identificación muy grande con la causa Malvinas, no solamente desde el punto de vista de los derechos históricos de la Argentina sobre el territorio, sino también en relación a lo que fueron los acontecimientos bélicos de 1982 y lo que es el reconocimento al soldado», relata Carlos.

La estadía duró seis días. «En todo momento respetamos a los habitantes, sin entrar en discusión sobre quién tiene razón y quién no. Durante cinco días nos dedicamos a ver lugares donde se llevaron a cabo las batallas y donde se encuentran los restos de los soldados, tanto ingleses como argentinos», cuentan.

El hallazgo

El Monte Tumbledown fue testigo de los últimos días de los soldados en las Islas, un sitio de gran resistencia de las fuerzas argentinas, y donde ocurrió la batalla final en la noche del 13 al 14 de junio de 1982.Es muy famoso por la calidad del combate argentino y porque hay dos restos de cocinas de campaña del Batallón de Infantería de Marina 5 (o BIN 5), que están oxidadas pero son muy interesantes.

“El malvinense que nos acompañaba nos comentó que había un búnker nuevo, del lado oeste, descubierto hace apenas dos años y que todavía no estaba en el circuito que se suele recorrer. Decidimos ir a visitarlo. Es allí donde, entre municiones, restos de ropas y zapatillas, Gisela movió una piedra y encontró una revista. Sacamos 4, 5 fotos y la dejamos ahí, por respeto”, agrega Carlos.

Gisela intentó distraerse, pero no podía sacarse la historieta de la cabeza y decidieron volver al otro día. «Le pedí al malvinense que nos acompañara y pensaba: ¿quién era el soldado que estuvo acá leyendo? ¿habría sobrevivido o caído en combate? Pedí llevarme la revista porque para mi significaba mucho, y solo nos permitieron llevarnos tres hojas”.


(La trinchera en Tumbledown).

La repercusión y la emoción del dibujante, Gerardo Canelo  

«Yo soy muy activo en redes. Horas después de la visita al búnker publiqué que encontramos los restos de una revista que suponíamos era de la Editorial Columba. Inmediatamente, la repercusión  fue enorme», cuenta Carlos.

Entre las respuestas, estaba la de Paula Canelo, hija del autor de la historieta:

«El padre de Paula es Gerardo Canelo, gran escritor de historietas en Argentina. Ella me mandó un mensaje privado, me pidió las fotos y me contó que el padre estaba totalmente emocionado», cuenta Carlos.

Trás la repercusión, les surgió la intención de donarlo y se contactaron, a través del Ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, con la Secretaría de Cultura de la Nación para iniciar el trámite de donación al Museo Malvinas.

«Mi preocupación era que había traído las hojas dentro de un libro y nos las quería tocar, ya que estaban pegadas. En Patrimonio y Conservación se ocuparon de separarlas y ponerlas en condiciones para que las pueda transportar”, explica Gisela

Tenemos muchas ganas de saber quiénes estuvieron allí. Calculamos que habría 300 soldados argentinos en ese búnker.Esperamos que sobrevivientes, familiares, amigos de los soldados y todo aquel que quiera se acerque a revivir esta historia con nosotros”. Concluyen Gisela y Carlos.

Podés visitar la muestra temporaria «Historieta encontrada en un búnker» en el Museo Malvinas e Islas del Atlánticos Sur» a partir del 2 de abril. Miércoles a viernes de 9:00 a 17:00 y sábados, domingos y feriados de 11:00 a 19:00h. Con entrada libre y gratuita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here