La cámara de diputados de la provincia aprobó un pedido de informe para que el jefe de policía brinde información sobre la agresión de pegatineros al hermano del intendente. 

Los legisladores salteños se metieron de lleno en la polémica desatada días atrás por el intendente Gustavo Sáenz y el ex-ministro Emiliano Estrada. Durante la sesión de ayer, se aprobó un pedido de informe para que el jefe de policía de Salta brinde información sobre la brutal agresión que sufrió el hermano del intendente capitalino por parte de pegatineros.

Es sabido que el hecho se dio en una zona donde hay instaladas cámaras de seguridad del 911, por lo que acceder a detalles del enfrentamiento no debería ser muy difícil. Como si esto no fuera suficiente, el presidente del cuerpo, Manuel Santiago Godoy, metió la cuchara para opinar que tiene «un relato de cómo sucedieron los hechos”.

Aunque concluyó diciendo que la discusión le parecía «pobre», el diputado no dudó en exigir a la justicia que actúe. “La Justicia debería actuar. Alguna vez la Justicia tiene que darle una respuesta a la sociedad”, manifestó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here