Tras conocerse que hizo una fiesta en plena pandemia, el senador Hector Dauria vuelve a escena al salir a luz que habilitó una colonia de vacaciones en un jardín maternal, actividad no permitida por la cuarentena. A esto se le suman incumplimiento de pago de sueldo a sus empleados y amenazas a una diputada. Al parecer, se siente cómodo actuando al borde de la legalidad. Alfredo Palacios 

 

Una de las novedades de las que dieron cuenta los vecinos de Metán fue la apertura, autorizada por el mismo D´auria, de una sala maternal, actividad totalmente prohibida en medio de la cuarentena. La colonia artística de la “Señorita Katy” fue el centro de reclamos de otras entidades que trabajan con niños, que desde hace casi cinco meses no tienen actividad.  

En medio de un momento delicado, donde el gobierno le pide mayores esfuerzos a la población para evitar los contagios, el senador Héctor D´auria realizó un festejo semanas atrás, y como es fiel a su costumbre, sin respetar ningún protocolo.

Según denunciaron vecinos de la localidad del sur provincial, el hombre se encontraba en una de sus propiedades haciendo una fiesta e ingiriendo bebidas alcohólicas junto a otras personas. El senador reconoció estar en el lugar, y a la policía le explicó que se encontraba solo revisando detalles de una construcción. La policía poco pudo hacer, quizás sabiendo de la impunidad con la que se mueve el hombre.

El pasado oscuro de D´auria se remite no solo a las “fiestas negras”, que hasta podría resultar anecdótico, aunque no por eso menos irresponsable en plena pandemia. En el año 2013, fue detenido con un cargamento de droga, de la que él declaro “se la habían plantado”. El único testigo que lo relacionaba con el hecho, murió en un accidente. En ese entonces el indio Godoy lo salvó en Diputados.

El hombre, cercano al poderoso Mashur Lapad, y señalado por varios como presunto socio de la mafia de la “chancha Ale” además, fue incrementando su patrimonio de manera sospechosa durante los últimos años: negocios inmobiliarios, una estación de servicio (de la que adeuda sueldos de empleados) y negocios de colectivos con la cuestionada empresa instalada en El Galpón, Austin Powders. “Yo trabajo con muchas empresas y a la vez damos servicios como el que damos a Austin y de ahí tengo varios departamentos que los que no ocupan las empresas, los alquilo”, dijo esta semana en una entrevista a Marcela Jesús, blanqueando que sus ingresos son legales y vienen de la empresa defendida por el estudio jurídico de Horacio Aguilar.

La diputada Fatima Lanocci dijo, para sumar al prontuario de D´auria, que siente miedo por ella y su familia, a raíz de una serie de amenazas que habría sufrido por parte del senador.

El nepotismo con que se maneja el Héctor D´auria por la localidad de Metán no es ninguna novedad en los departamentos del interior de Salta, donde son muchos los legisladores que, haciendo abuso del lugar político que le otorgan sus bancadas, buscan cómo conseguir beneficios propios. En ese sentido se supo que el Dauria en caso de que Metan tenga muchos enfermos de coronavirus ya tiene asegurado otro negocio: alquilar por día sus departamentos a la municipalidad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here