Contra la oposición lisonjera de Urtubey

0
5

El ex candidato a presidente por el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, estuvo en Salta el viernes, oportunidad en la que criticó el rol que está jugando el gobernador Juan Manuel Urtubey en el plano nacional. 

 El otrora diputado nacional y ex candidato a presidente por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Nicolás del Caño, arribó a Salta el viernes último para acompañar la inauguración de la casa cultural Karl Marx, ubicada en calle Santa Fe 788.  

 El viernes fue una jornada importante para la política local porque el gobernador, Juan Manuel Urtubey, abrió con un discurso las sesiones ordinarias de las cámaras legislativas. Ese mismo día, el ex candidato a presidente, Nicolás del Caño, estuvo en Salta.

 «Urtubey está jugando el rol de apoyar al gobierno de Macri para que pueda llevar adelante sus medidas económicas», enfatizó y acotó que «intenta disputar la renovación del peronismo para estar bien posicionado en 2017 y 2019».

 El cordobés, que fuera hasta hace poco tiempo legislador nacional por Mendoza, opinó que la fortaleza política del presidente, Mauricio Macri, «está resquebrajada», tanto en un plano de dirigentes, partidos y sindicatos, como así también entre la porción de la población que lo acompañó con el sufragio.

 «Muchos de los que lo votaron ya están arrepentidos y se están pasando a la oposición», señaló Del Caño, quien agregó también que «los dirigentes de partidos y los sindicalistas se están dando cuenta que también pueden ser blanco del repudio de los trabajadores por su complicidad con éste brutal ajuste».

 El referente nacional fue acogido por sus correligionarios provinciales del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), quienes sostendrán el proyecto de la casa cultural. En la locación se pondrá a disposición de los interesados una biblioteca marxista.

 «La perspectiva de ahora en más, en el marco de esta inauguración, es multiplicar la militancia y llegar a más escuelas, a más barrios, a más hospitales y a más fábricas con el objetivo de fortalecer cada una de las luchas y dar la batalla ante la dura política que imponen los gobiernos de Macri y Urtubey», detalló.

 Consultado por Cuarto Poder el balance de haber llamado a votar en blanco, el joven dirigente resaltó: «Lo que nosotros sostuvimos es que el Frente de Izquierda es una fuerza política que defiende los intereses de los trabajadores, y, en ese sentido, no ibamos a apoyar ningún candidato que fuera a aplicar un ajuste contra el pueblo trabajador».

 De todos modos, se apresuró a rememorar que «no decíamos que eran exactamente lo mismo, eso hubiera sido completamente necio. Sin embargo, insistió: «Las dos coaliciones políticas expresaban un programa económico de ajuste».