Con Barcelona como ciudad invitada, la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires abrirá sus puertas del 25 de abril y hasta el 13 de mayo en La Rural de Palermo, y volverá a poner en foco en las mujeres con la inauguración a cargo de la antropóloga Rita Segato, lo que además afianzará su perfil de diversidad y género, mientras ofrecerá más de 1500 actividades y será escenario de resonancia de debates políticos en un año electoral.

En sintonía con el clima social, el año pasado la perspectiva de género despertó un interés central en la feria -tanto que uno de los títulos más buscados fue «El género en disputa» de Judith Butler-, por lo que esta edición seguirá en esa línea y se repetirá la acertada experiencia del espacio de diversidad Orgullo y Prejuicio, así como también se prevén varias presentaciones de libros en esa clave, como la autobiografía de la actriz Thelma Fardin y otro de Luciana Peker.
A pesar de la crisis que acucia al sector, la feria estará representada en su diversidad, informó Califa: «En superficie la feria no está menguada, empezamos con la energía de siempre. Aún en el marco de una dificultad prolongada, manejamos los números de la manera más criteriosa posible, porque los expositores tienen altos costos de logísticas y encontramos que la respuesta es buena».
Tampoco la política partidaria pasará inadvertida con un calendario electoral que así lo impone, lo que convertirá a la Feria en «un foro muy fuerte de debate político»: se cruzarán presentaciones de líderes políticos como Martín Lousteau, Juan Grabois, José Luis Espert o Axel Kicillof, y además varias editoriales acercarán sus títulos de análisis coyuntural y político.
Entre las más de 1.500 actividades previstas, habrá también propuestas para público infantil, un espacio para conocer el futuro de la literatura con nuevos escritores, también se repetirá el espacio Nuevo Barrio que posibilita a pequeños sellos a ser parte de la feria y muchas otras propuestas que se pueden consultar en la página web: www.el-libro.org.ar.