Los seguidores reales que laten tras las cuentas en diferentes redes sociales, junto con su fiabilidad, validez o grado de credibilidad (a riesgo de parecer ingenuos) será un tema para discutir aparte. Pero en medio de la pandemia, como de la cuarentena impuesta para prevenir la difusión de esta enfermedad, las publicaciones en soportes digitales denotaron un importante grado de actividad y hasta cierta bajada de línea. Tal el caso de la cuenta en Instagram de Titi Romero. Y de los que empollan algunas granjas.
La Jefa comunal capitalina publicó este jueves una visita a los barrios Juan Pablo II y 17 de Octubre, en el norte de la ciudad, donde aprovechó su misión de ocuparse “de lo prioritario”, ya que la meta de la gestión es que te quede claro que “queremos cuidarte”. (Para el caso, hubiera dado lo mismo que informara acerca de la adquisición de maquinaria vial o algún llamado a licitación para la compra de cortadoras de césped).
Lo importante es que le dio pie a la respuesta, entre tantas otras, de un usuario que se delineó como afín a la gestión capitalina y arengó indicando que “eso es trabajar y andar”, a lo que contrapuso con ir por ahí “mostrando sólo el #LadoB de Salta”. Una intervención que reflotó los recientes chispazos que Titi mantuvo, desde el lunes hasta mitad de semana, con la ultrasaenzista Mónica Juárez.
Como se recordará, la legisladora capitalina era, hasta no hace más de 6 meses atrás, la cara visible de un ciclo televisivo enviado los fines de semana por Telefé local que tenía como eslogan la exposición del “Lado B de Salta”. De modo tal que esta intervención en los comentarios en la cuenta de Instagram de Titi ofreció una semblanza como de una dudosa espontaneidad, tras remarcar esta referencia de manera sutil al enfrentamiento entre ambas damas.
El pasado lunes, Romero visitó la Cámara baja, reunió a un grupo de diputados (algunos enrolados en el saenzismo) a quienes les pidió colaborar en la campaña por el dengue y en el control de precios. Juárez no ocultó su malestar por tal visita, aseguró que el respaldo había sido escaso al exhorto de Titi y aseguró que la alcaldesa se molestó ante una pregunta suya. Así, al final de esta semana, las rivales se miran, se tiran amagues y por ahora mantienen distancia sobre el ring.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here