El ex-intendente de Pichanal Julio Jalit se resiste a dejar de complicarle la vida al prójimo. Originarios de Misión Salim denuncian que construyó zanjas alrededor de sus fincas que inundan a las comunidades de la ruta 53. 

En marzo de 2020, Cuarto Poder logró documentar cómo la maquinaria al servicio de Jalit ahondaba en el suelo lindante a la ruta 53 para construir canales artificiales. Además de zanjas, el ex-sheriff de Pichanal montó terraplenes de tierra a ambos lados de la ruta que une Embarcación con Misión chaqueña. Las rudimentarias paredes se elevan unos cinco metros por encima de la llanura y las modificaciones en el terreno están provocando el desvío del río seco hacia las comunidades: Golondrina, Misión Salim y Padre Lozano.

El cacique Leonardo Simplicio de Misión Salim volvió a insistir en la denuncia efectuada el año pasado y en la comunidad temen por las consecuencias de las precipitaciones. Los efectos del desvío del agua hacia las comunidades quedaron en evidencia a comienzos de 2020 con la evacuación de unas 250 familias.

Además de la acumulación de agua en el territorio habitado por las comunidades, la presencia de agroquímicos y sus consecuencias son cada vez más evidentes, y los rastros del veneno utilizado en los cultivos se tornan inocultables.

Según denunciaron referentes wichís de Embarcación, desde el municipio aseguran que no pueden hacer nada frente a los abusos de Jalit. A pesar de haber destronado electoralmente al ex-jerarca de Pichanal, los habitantes del norte provincial siguen padeciendo las penurias de su accionar en el agronegocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here