Emanuel Sierra acaba de renovar su contrato con la Muni de Salta Capital, mientras hace campaña en sus pagos.

Era el “bici-dipuado” y vendía su postura que mezclaba algo de inocente y de pueblerino. Pero está claro que Emanuel Sierra Marinelli es más vivo que todos.

Le acaban de renovar su contrato como empleado de la Muni de Bettina Romero, mientras Sierra se la pasa en Metán, haciendo campaña para volver a ser diputado provincial.

¿Qué funciones cumple Sierra para que nadie lo extrañe? ¿Qué onda los ñoquis metanenses?

La intendenta Bettina Romero había dicho que el personal del municipio iba a dedicarse a la gestión y no a las candidaturas. Al enterarse lo del bicidiputado, Aroldo Tonini, que sí presentó su renuncia, debe estar rumiando bronca.

Sierra anda por Metán, de campaña: visita de vecinos, reuniones, hasta hizo un sorteo de libros de autoayuda. Si ese libro trae la clave del éxito espiritual y monetario debería resumirse con: “cobrar sin trabajar”. Y debería tener una dedicatoria a Bettina, que permite ñoquis con plata de los vecinos de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here