500 millones de dólares fueron la pérdida por un error administrativo del Citibank. 

En un inolvidable accidente, la entidad bancaria internacional transfirió la cifra a prestamistas de Revlon. Y lamentablemente un juez de Corte de Distrito de Estados Unidos dictaminó que no podrá recuperarlos.

Jesse Furman, de Manhattan, resolvió que las transferencias realizadas del 11 de agosto de 2020 eran “transacciones finales y completas, no sujetas a revocación”.

El magistrado también entendió que los destinatarios tienen derecho al dinero porque no sabían que se trataba de una transferencia accidental y por lo tanto pueden quedárselo.

Citibank, una de las instituciones financieras más sofisticadas del mundo, con lo cual no se esperaba un error de este tipo, menos con una suma de casi mil millones de dólares. Algo «irracional», de acuerdo a la resolución judicial.

El Citigroup informó que apelará el fallo. “Creemos que tenemos derecho a los fondos y continuaremos buscando una recuperación completa de ellos”, afirmó la compañía a través de un comunicado.

Originalmente el envio del banco era de aproximadamente 8 millones de dólares por el pago de intereses a los prestamistas de la empresa de cosméticos Revlon. Pero por una sumatoria de ceros, realizó casi 100 veces esa cantidad, incluidos 175 millones a un fondo de cobertura. Enviando en total 893 millones de dólares.

Muchos prestamistas devolvieron el dinero transferido. Aunque 10 de ellos se negaron a regresar las transferencias alegando que creyeron que era un pago anticipado.

Lo que generó el inicio de una demanda por parte del Citigroup en agosto del año pasado para intentar recuperar los 500 millones de dólares que no fueron devueltos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here