Salta, domingo 19 de mayo de 2019
El tiempo - Tutiempo.net
De cara al 3 de junio, las diversas organizaciones que nutren al movimiento de mujeres de Argentina, aceleran el ritmo y se movilizan con una gama de acciones que va desde asambleas organizativas para una nueva edición de la marcha nacional #NiUnaMenos, hasta la presentación de proyectos de ley para declarar la Emergencia Nacional en Violencia contra las Mujeres. (Verónica Lía Caliva) Es preciso destacar que, con el recrudecimiento de la violencia y los femicidios, desde hace años las mujeres argentinas vienen presentando en el Parlamento iniciativas que buscan se destine por parte de los distintos gobiernos, el presupuesto necesario para desarrollar medidas de urgencia en prevención y asistencia en todo el país. Lamentablemente, los proyectos de ley en este sentido han sido “cajoneados” y vienen perdiendo estado parlamentario desde hace muchos años. Esta dura realidad, que se paga con el dolor y vida de niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres no desanima a un colectivo empoderado que crece año a año e impone su agenda en las calles con mareas violetas y verdes, colores que representan las históricas luchas contra la violencia hacia las mujeres y por los derechos sexuales y reproductivos. Uno de los contingentes de mujeres que viene a la cabeza de estas luchas es el compuesto por las organizaciones sociales que durante el gobierno de Mauricio Macri exigierom, además, otras cinco leyes: Emergencia Alimentaria, Infraestructura Social, Integración Urbana, Emergencia en Adicciones y Agricultura Familiar. Ahora, nuevamente, los movimientos populares suman una sexta ley de Emergencia en Violencia contra las Mujeres. El proyecto que promueven la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista Combativa (CCC) y Barrios de Pie, junto con la Campaña Nacional por la Declaración de la Emergencia, plantea que “la violencia de género es una realidad que atraviesa a todas las mujeres, niñas y adolescentes, de todas las clases sociales, siendo las de los sectores de mayor vulnerabilidad social las más castigadas”, y por ello la necesidad de destinar presupuesto extraordinario para desarrollar medidas urgentes en la prevención y asistencia de situaciones de violencia en este contexto de emergencia social también en materia de género. Otras de las medidas son la creación de refugios y “Casas Sin Violencia” en todo el territorio nacional; la creación de un subsidio habitacional y asistencia económica para mujeres en situación de violencia; “Casas de atención de día”, con profesionales formados en perspectiva de género; un subsidio habitacional y asistencia económica para mujeres en situación de violencia; a todo esto se suma un plan nacional para formar a 100.000 promotoras territoriales para la prevención de  la violencia de género. Las organizaciones sociales entienden que “se torna dificultoso acceder a las herramientas necesarias para romper con los círculos de violencia a los que son sometidas las mujeres sin más acompañamientos psicológicos o económicos que los que puede proveer la autorganización de las mujeres o de los movimientos ante el mal funcionamiento o la inacción de los dispositivos estatales”. En los fundamentos del proyecto afirman que “la situación de emergencia que vivimos se refleja en los datos concretos. Según el Observatorio Ahora que sí nos ven durante el año 2018 se registraron 304 femicidios (266 femicidios íntimos de mujeres y 38 femicidios vinculados de mujeres, hombres, niñas y niños) lo que representa un femicidio cada 29 horas; al menos 275 niños y niñas quedaron huérfanos por esas situaciones. Del total de las mujeres asesinadas durante el año 2018, el 17% había realizado denuncias judiciales o policiales contra sus agresores, lo cual demuestra la incapacidad de los resortes estatales para evitar los femicidios”. La Campaña Nacional por la Declaración de la Emergencia y las mujeres, que integran estas organizaciones del trabajo y economía popular, pone el foco en los déficits de políticas públicas que atiendan la materia: “falta información y visibilización de la magnitud de la problemática, falta asesoramiento jurídico accesible; hay ineficiencia en las medidas legales existentes, poca formación con perspectiva de género para los funcionarios de los dispositivos estatales en contacto con las mujeres, etc. Por eso, entendemos que tiene carácter de urgencia el despliegue de políticas de asistencia y prevención ante una situación que tiene las más graves consecuencias para la vida y la integridad física de las mujeres en la Argentina”. Por último, aseguran con firmeza que “la falta de un espacio físico donde vivir libre de violencias y la falta de un ingreso económico básico que permita la independencia económica, son los dos principales factores que imposibilitan que las mujeres puedan salir definitivamente de una situación de violencia una vez que logran identificarla”; si bien las mujeres y organizaciones sociales actúan de manera solidaria, no pueden brindar la contención y ayuda necesarias. Esta radiografía del contexto en que viven las mujeres de mayor vulnerabilidad es conocida. Sabemos que las organizaciones desarrollan distintas experiencias de respuesta con recursos acotados, mucha imaginación y formas creativas y solidarias que intentan incorporar a las mujeres a las cooperativas de trabajo o brindan albergue solidario entre compañeras ante situaciones puntuales de violencia. Sin embargo, consideran que ya “es hora de que esta experiencia desarrollada se cristalice en políticas públicas que puedan masificar, formalizar y mejorar la respuesta que debería dar el Estado y que no da. Lo que demuestra que no está, de ninguna forma, a la altura que la situación actual demanda”. Otra iniciativa que va en esta línea es la presentada por el movimiento Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa) y diputados de Argentina Federal, quienes anunciaron en el Congreso de la Nación otro proyecto de ley que declara la emergencia en violencia de género en todo el territorio nacional. Este trabajo en conjunto con las mujeres del movimiento MuMaLa llegó al Congreso con el aval de más de 70.000 firmas recolectadas en una campaña nacional que inició en el verano de 2018.  
El 23 de julio de este año finalizará el plazo establecido por la ley para acceder a la moratoria previsional que permitió, según ANSES, alcanzar la cobertura del 97 por ciento de las personas en edad jubilatoria. Qué impacto produce en las mujeres. (Andrea Sztychmasjter) Una mujer logró que sus hijxs estudiaran gracias al dinero ganado haciendo empanadas y vendiéndolas al costado de la ruta. Otra aportó cada día dinero de la venta de bollos en su propia vivienda, con un pizarrón afuera que una y otra vez escribió con tizas y donde agregó “pan dulce, humitas, huevos de pascuas” como para aprovechar productos por temporada. Otra, cada mediodía, logró con algunos pocos elementos alimentar a toda una familia. No son magas, son mujeres trabajadoras que trataron durante toda su vida de cuidar de sus hijxs y darles un mejor porvenir. Mujeres que han realizado diferentes labores y merecen durante su vejez contar con una jubilación. La histórica exclusión de las mujeres del mercado laboral, dedicadas en su gran mayoría al cuidado de otros y a tareas domésticas, sumada al trabajo no registrado que realizan junto a la crianza de sus niñxs, llevó a que la extensión de jubilaciones de 2007 beneficiara enormemente a las mujeres que estando en edad de jubilarse no contaban con los aportes estipulados. Esto se tradujo por ejemplo a que la ley sea conocida como “de amas de casa”, también reconociendo a muchas trabajadoras o empleadas “domésticas”. El 23 de julio próximo vencerá el plazo para que mujeres entre 60 y 65 años puedan jubilarse si tienen menos de 30 años de aportes, completando los años faltantes anteriores al 31 de diciembre de 2003. Es a través de la moratoria establecida por la Ley 27.260. Un plan similar para hombres, establecido en el Decreto que reglamentó la llamada “Reparación Histórica” en 2016, ya venció. En octubre de 2016, a partir de esa ley se aprobó la implementación de la Pensión Universal de Adultos Mayores (PUAM). Esto se traduce a un cobro del 80% de la jubilación mínima. Y para acceder a ella tanto varones como mujeres deben haber cumplido 65 años, pero según especialistas previsionales la pensión representa muchas trabas para el acceso abierto de argentinxs en edad de jubilarse. En un contexto de precarización laboral y crisis económica, especialistas indican que darle fin a las moratorias previsionales significaría limitar el acceso a la jubilación. Eso repercute por partida doble a las mujeres puesto que representan un mayor porcentaje de trabajo no registrado y porque son ellas quienes destinan más horas diarias al trabajo reproductivo, de cuidado y crianza, labores cotidianas que cuentan como trabajo no pago. La decisión del gobierno nacional de no extender el plazo que anteriormente ya había sido modificado, es cuestionada por diferentes sectores que aseguran que la moratoria es una medida inclusiva que permitió duplicar la cantidad de personas dentro del sistema previsional. En ese sentido María Elena, del Frente de Jubiladxs de Salta, señaló a Cuarto Poder que se encuentran en estado de alerta y movilización permanente y prevén realizar una marcha acompañando la movilización feminista del histórico 3 de Junio por Ni Una Menos, en la que también estará presente el pedido de ellas, las mujeres de la tercera edad. “Es una medida neocolonial por orden del FMI. Medida que perjudica a las mujeres como dijeron se trata de un ‘castigo patriarcal’ ”, sostuvo la referente local de jubiladxs y agregó: “Esta lucha es de todos, incluye a las generaciones jóvenes que son los que tiene que estar ahora acompañándonos pero que después los va a perjudicar”. FMI y jubilaciones Según datos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), el 51,2% de las jubilaciones y pensiones actuales fueron incorporados gracias al Plan de Inclusión Previsional. El organismo agrega que el total de Jubilaciones y Pensiones aumentó 109,5% desde 2003, alcanzando así la cobertura del 97% de las personas en edad jubilatoria, la más alta de Latinoamérica. La Ley nacional de Moratoria fue un proyecto que se sancionó en 1995 pero recién se la implementó durante la presidencia de Néstor Kirchner, en 2006. La decisión, señalan los más críticos, de que la medida haya sido una política exclusivamente kirchnerista fue una respuesta de emergencia ante su rotunda negativa de incluir en la agenda el reconocimiento del 82 % móvil. Durante la presidencia de CFK lo que se logró al sostener esta medida fue tratar de universalizarla pero ni siquiera quedó plasmada en una ley que la garantice. Hoy esos vestigios reflotan con más fuerza a poco de que culmine el plazo. Unos de los objetivos principales del Fondo Monetario Internacional es el sistema previsional. El primer paso lo dio el Gobierno junto con la mayoría de los legisladores de la oposición en diciembre de 2018 cuando reformaron la ley. La decisión política que toma Cambiemos a pocos meses de finalizar su gestión, de dar por culminada la opción de incorporación para alcanzar el "déficit cero" exigido por el organismo internacional, apunta entonces a los jubilados y especialmente recaerá sobre las mujeres. El FMI pidió a principios de 2019 que la Argentina considere reducir "el tamaño de los beneficios" que recibe cada persona en su jubilación, según la propia definición del organismo multilateral. Entre sus recomendaciones más generales pidieron extender la edad jubilatoria, reformar el sistema previsional para que haya más participación del ahorro privado y repensar las leyes laborales para la inclusión de los trabajadores de edad más avanzada, entre otras. Feminización económica Según un trabajo del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata, titulado “La dependencia en la vejez y las pensiones no contributivas”, las autoras Inés Berniell, Dolores de la Mata y Matilde P. Machado señalan justamente que el sistema de pensiones implementado en 2007 benefició mucho más a las mujeres por los bajos niveles de inserción en los mercados laborales: “Al afectar a las mujeres más que a los hombres, esta reforma alteró de manera permanente y además inesperada la distribución de ingresos dentro de los hogares convirtiéndola en un experimento natural ideal para estimar en qué medida ese shock fue capaz de alterar tanto la estabilidad marital como el poder de negociación de las mujeres en el interior del hogar”, sostienen. Agregan en su trabajo que este “beneficio” económico además posibilitó que más mujeres se animen a divorciarse al no tener que depender del dinero de sus esposos: “Este aumento en la renta permanente de las mujeres provocó un incremento estadísticamente significativo en la probabilidad de divorcio/separación de 2,6 puntos porcentuales para las cohortes de mujeres afectadas (un efecto considerable dado que solamente el 14% de estas mujeres estaban separadas o divorciadas antes de la reforma)”.  

De esto sí se habla

El documento con que las salteñas inauguraronn el Encuentro Nacional de Mujeres enfatizó en el femicidio, la explotación laboral, el maltrato a mujeres rurales y la importancia de la participación de mujeres trans. La agenda cultural también abordará temáticas vinculadas a diferentes clases de violencia. (Andrea Sz)

«Mujer, si te han crecido las ideas, de ti van a...

A un día de realizarse el Encuentro Nacional de Mujeres, la ciudad amaneció empapelada con carteles de la Iglesia “mujeres extremistas vienen a destruir tu ciudad”, dicen. Por otro lado la Comisión Organizadora sigue trabajando y recuerda que todavía hay tiempo para inscribirse.

Atentamente…estamos hartas

La Multisectorial de Mujeres cursaron carta a Urtubey por el femicidio de la docente Evelia Murillo. Se declararon desesperanzadas y enfatizaron que crear juzgados de violencia familiar para dejarlos en manos de jueces que no creen en la perspectiva de género explica el fracaso de todo lo que se anuncia.

Un infierno encantador

Salta recibirá a más de 35.000 mujeres en el Encuentro Nacional de Mujeres entre las que se incluyen a delegaciones de otros países. Durante tres días debatirán en 63 talleres repartidos en 20 escuelas, mientras otras 90 hospedarán delegaciones que escandalizan a quienes desean que Salta sea escenario exclusivo de procesiones penitentes. (Andrea Sz)

Esa maldita costumbre

En medio de la peor crisis que viviera el país, Salta fue por primera vez sede del Encuentro de Mujeres en el año 2002. Del mismo participaron 17.000 mujeres de todo el país y tal como lo reflejan diferentes registros de aquella vez, la Iglesia Católica había logrado entrometerse en la Comisión Organizadora. (Andrea Sz)

Con las tetas bien puestas

Almas atormentadas hacen del encuentro de mujeres un blanco de ataque. Es la salteñidad estrecha, esa que sufre imaginando que las calles que suelen cobijar penitentes procesiones, sean ocupadas ahora por insubordinadas mujeres que incluyen a quienes deciden marchar con los senos al aire. (Daniel Avalos)

A la caza de brujas

El gobierno de la provincia comenzó a pelear fuerte contra el Encuentro Nacional de Mujeres. En las últimas horas, dos medios de comunicación muy ligados al oficialismo publicaron notas contra el feminismo y el evento que se desarrollará en octubre en nuestra ciudad.

Siguen buscando brujas

A pocos días de que miembros de la Iglesia católica imprimieran unos carteles en contra del 29º Encuentro Nacional de Mujeres que se realizará en Salta, éstos desaparecieron misteriosamente ¿Culpa o arrepentimiento? La eterna crítica de la iglesia católica contra los Encuentros y la opinión de las salteñas. (Andrea Sz)

La trata que no se trata

Salta es considerada como una de las 7 provincias argentinas de captación de mujeres para la explotación sexual. En lo que va del año, según el Ministerio de Justicia, hubo más de 100 víctimas rescatadas. Críticas por la complicidad política y policial que hacen que este delito aumente. (Andrea Sz)

“Les hicimos 29 Encuentros, les haremos muchos más”

La Comisión Organizadora del 29 Encuentro Nacional de Mujeres que se realizará en octubre en Salta, invita a todas las salteñas que se quieran sumar. Serán 62 talleres en donde se debatirán diferentes temáticas de las mujeres recordando que a partir de los Encuentros se han logrado varias leyes en defensa de los derechos femeninos.

Marcha de Mujeres Originarias

Mujeres de distintos pueblos originarios, difunden un comunicado solicitando apoyo solidario para la gran marcha de Mujeres Originarias de Argentina, que se realizará el 22 de Abril del 2014 a Plaza Congreso en Buenos Aires. Están realizando el llamamiento por todo el país, generando encuentros en cada provincia en los que participan todas las hermanas de los 36 pueblos originarios. En Salta se reunirán los días 14 y 15 de este mes

En el nombre de la hija

A casi un año de la muerte de Lujan Peñalva y Yanina Nüesch, la familia de la primera presentó un nuevo informe pericial con fotos que les fueron aportadas anónimamente. Exigen un cambio de carátula. Andrea Sz
No copiar el contenido!