La Corte Suprema de Justicia dispuso por unanimidad rechazar un recurso de queja de la defensa de Diego Lagomarsino, en el marco de la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman. Lo hizo después de un año, apelando a la facultad que le permite resolver sin dar ningún fundamento.
Los abogados de Lagomarsino solicitaron que se impidiera al fiscal y a los peritos designados para la causa, conocer el contenido de las computadoras y teléfonos celulares que le secuestraron al informático, bajo el argumento que sólo el juez debe tener acceso al contenido porque incluye mensajes entre Lagomarsino y sus abogados.
El litigio llegó a la Corte Suprema hace un año y recién ahora los jueces decidieron aplicar el artículo 280 del Código Civil y Comercial, lo que habilita a los jueces a rechazar sin dar explicaciones. Denegar el pedido de los abogados del técnico, fue una decisión unánime de los cinco magistrados de la Corte. De forma tal que ahora, quedó allanado el camino para que se analice el contenido de los dispositivos electrónicos, a los que tendrán acceso el fiscal Eduardo Taiano y los peritos. Estos aparatos fueron secuestrados en un allanamiento realizado en 2017. El fiscal solicitó peritarlos en 2019. El recurso para impedirlo se dirigió al juez Julián Ercolini y fue él y no el fiscal, quien hiciera el peritaje, teniendo en cuenta que el fiscal Taiano es parte interesada en el proceso. La queja por la denegación del recurso extraordinario no tenía efecto suspensivo, con lo cual si no se hizo el peritaje sobre los aparatos fue “por decisión de los investigadores».
Al rechazar la Corte la presentación de la defensa, el expediente seguirá su curso. Lagomarsino está procesado como partícipe necesario de la muerte de Nisman, por haber sido quien facilite el arma que lo mató en su departamento de Puerto Madero en enero de 2015. Pese a esto, no hay ningún indicio ni prueba que sostengan la hipótesis del homicidio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here