La jornada de ayer también demostró que algunos candidatos salteños sí descienden de los aviones. 

Pese a que desde el ministerio de Seguridad se anticipó que solo se permitiría el ingreso de 100 personas, entre funcionarios, y dirigentes políticos, ayer un nutrido grupo de militantes K logró sortear las vallas de seguridad sin demasiados problemas e ingresó al monumento al Gral. Martín Miguel de Güemes, donde se realizó la tradicional Guardia Bajo las Estrellas.

El Ministro Juan Manuel Pulleiro también estuvo pintado en esta ocasión (aunque en rigor de verdad lo está desde hace un año y medio).

El gobernador Gustavo Sáenz no ocultó su malestar y aseguró que alguien se tendrá que hacer responsable. «Cando vi a esa gente, no salí a saludarla porque las restricciones son para todos, tanto para los que están de acuerdo con el gobierno y para los que no», sostuvo.

Saénz insistió en que se trata de una falta de respeto para el pueblo salteño. «Yo he pedido que nos digan quienes son los responsables de esto porque me pareció una falta de respeto a los salteños y a todos los que no pudieron participar de este homenaje», sostuvo.

«Si algún funcionario nacional llevó adelante este accionar se tiene que responsabilizar porque flaco favor le hacen al Presidente y a toda su comitiva al haber hecho esto que no corresponde», sostuvo.

La jornada de ayer dejó en evidencia otro factor: hay una candidata en Salta que sí desciende de los aviones: Pamela Ares, quien aspira a ser senadora por la capital salteña, llegó ayer en el avión presidencial, lo cual es lógico porque pasa más tiempo en Buenos Aires y ahora no se quería perder la oportunidad de figuretear en las fotos con un rojo “infernal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here