Una dotación de bomberos se salvó de caer en un barranco en la Cuesta del Obispo, luego de ser alertados para rescatar a un matrimonio de turistas a través de un llamado al 911. El aviso resultó ser una broma.

La dotación de bomberos se salvó de caer en el barranco. La autobomba derrapó por el barro y el agua que inundaba la Cuesta del Obispo. Quedó frenada en la saliente de un cerro. El hecho ocurrió el jueves poco después del mediodía, en la zona del Paraje San Martín a unos 35 kilómetros al oeste de la localidad salteña de Chicoana.

Según la comisaría N§ 18 de Chicoana la llamada alertaba de un accidente fatal de un Fiat uno en la zona alta de la Cuesta del Obispo. Y que sus ocupantes serían turistas y permanecían atrapados en el interior del auto siniestrado.

El operativo de rescate contó con el apoyo de unidades de las comisarías de las localidades de Chicoana, El Carril, motorizados del sistema 911 y ambulancias. Alrededor de treinta personas movilizadas para llegar al supuesto lugar de un accidente que nunca ocurrió. Después de rastrillar bajo la lluvia toda la zona, demando varias horas, se llegó a la conclusión que todo fue en vano. Una irresponsable llamada que les pudo costar la vida a varias personas.

El hecho puso en el tapete las numerosas llamadas irresponsables que se hacen al sistema de emergencias 911. La mayoría terminan siendo mentiras de algunos bromistas de mal gusto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here