Así lo denuncian integrantes de merenderos: lo único que le interesa a la intendenta es una foto para la campaña.

La imagen lo es todo. Al menos eso queda claro en la denuncia que realizan integrantes de un merendero contra la intendenta de la capital Bettina Romero: aseguraron que Bettina, a cambio de proveerles dos bolsas de 25kg de harina, les exige que se fotografíen amasando pan para luego exponer las imágenes en redes sociales. Si no cumplen la tarea – les advirtieron – se corta la provisión del insumo.

Quienes denuncian esto son los vecinos de Barrio La Paz, que armaron un merendero para mitigar el impacto de la crisis en el lugar. Allí, en la plaza, todas las tardes, un grupo de personas prepara y sirve la merienda para un centenar de familias, según publicó Aries.
Ante la nutrida concurrencia, los referentes del merendero decidieron solicitar ayuda a la Municipalidad capitalina y se encontraron pedidos más que curiosos: a cambio de darles dos bolsas de harina de 25 kg, la Administración Romero les exige mantener la limpieza de las plazas de la zona, así como el cambio de luminarias y el arreglo de bancos y juegos.
Otra exigencia es que las tareas de amasado de pan y posterior distribución entre los comensales deben ser fotografiadas y enviadas a las redes sociales de la Ciudad para su posterior publicación. Además, los integrantes del merendero deben presentar un proyecto detallando nombre, ubicación y la cantidad de personas que se verán beneficiadas.
Todo por dos bolsas de harina de 25 kg que – dicho sea de paso – tienen un valor de mercado de alrededor de $1200 cada una.

“Nos pidieron una contraprestación”, relató en declaraciones radiales Valeria, referente del merendero barrial.

Explicó que, la semana pasada, al concluir la jornada, fueron visitados por funcionarios Municipales quienes les exigieron lo descripto en párrafos anteriores y que, al momento de consultar qué pasaba si no cumplían, les respondieron que les cortarían la provisión del insumo.

“Si no lo hacemos, no nos dan la harina el mes que viene. Nos dijeron que teníamos que subir fotos amasando y dándole el pan a la gente”, completó la mujer y advirtió que el mantenimiento de las plazas es tarea de la Municipalidad, por lo que no la van a hacer.
Bettina actúa más como patrona de estancia. Cada gesto, incluso de ayuda, está acompañado por otro destinado a recordar que ella tiene el poder y que te puede humillar.
Este accionar también deja en evidencia una característica de la gestión de Romero: no hay políticas de fondo, sólo imágenes sin sustento.

Todo sea por la foto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here