La intendenta aseguró que el paro en la Planta Hormigonera es protagonizado por “un grupito” del sindicato.

Bettina Romero tiene una gran capacidad para darte un aumento miserable y encima bastardearte sin sonrojarse. Se trata de las típicas actitudes de las patronales negreras.

Hoy hizo una mini recorrida por un barrio de la zona sur, muy cerca de su diario El Tribuno, y ahí le pegó alta ninguneada a los trabajadores municipales.

Dijo que la Planta Hormigonera está parada por la protesta de un “grupito” ligado a un sindicato. “No mezclemos el reclamo de un grupito – que capaz está con un sindicato queriendo hacer ruido – con lo que es la realidad del equipo; no confundamos”, dijo, como patrona de estancia, enojada con la realidad.

Bettina también le echó la culpa al virus por la caída de la recaudación y la menor cantidad de obras.

“Es contundente lo que estamos haciendo, si uno suma los puentes y rotondas, son casi 100 millones de pesos”, completó Romero.

La hija del ex gobernador, ahora intendente, habla como si en su gestión todos los empleados cobrarían por lo menos 40 mil pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here