Hasta ahora la intendenta no accede a entregar el miserable bono de $4.000 que le había pedido un o de los gremios.

Tradicionalmente, la Muni de Salta Capital otorgaba el mismo aumento salarial que el gobierno provincial. Incluso los mismos bonos.

Pero desde que llegó Bettina Romero a la intendencia esto ya no se respeta: los trabajadores de la Muni reciben, todos los años, aumentos por debajo de los que otorga el gobierno provincial a sus estatales. Bettina señala así qeu el trabajador municipal es inferior al provincial.
Hasta ayer, Bettina venía eludiendo la idea de pagar cualquier bono. Uno de los gremios había implorado por uno miserable de $4.000 pero ella ni eso había dado.

Ahora, que el Gobierno provincial anunció un bono de $20 mil para los trabajadores estatales, muchos municipales se despertaron y piden lo mismo.
El pedido lo encabeza el gremio Ademus y su secretario general, César Molina, explicó que, desde que es intendenta, “Bettina Romero no respeta los acuerdos que hace la Provincia”, cuando se trata de aumentos salariales. «Esto no ocurría cuando Gustavo Sáenz era intendente ni con el intendente anterior», remarcó.

Por Aries, Molina indicó que al bono lo ven difícil, “porque la Municipalidad siempre se cierra diciendo que no tiene plata”. En este sentido, el gremialista recordó que la Capital es la que más recauda y ahora aumentó el 30 o 35 por ciento los impuestos. Además, el secretario general de Ademus dijo que la Ciudad de Salta “es el municipio que más plata tiene y el que más recibe de coparticipación”.

Al respecto del bono, Molina explicó que la integremial va a esperar una respuesta hasta el lunes y si no obtienen una, harán asambleas. “Tengo entendido que Amador no está trabajando y no hay funcionario que nos atienda”, comentó y remarcó nuevamente que solo van a esperar hasta este lunes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here