La pandemia no paralizó la guerra fría.

Bettina subió el martes un videíto en el que sutilmente le exigía al gobierno provincial que informara en qué hoteles o lugares estaban llevando a los “repatriados”.

La intendenta/espectadora de la pandemia jugó una carta a tiempo: la de decir que no podía ayudar porque no se lo permitían.

Así que el miércoles a la tarde el Gobernador de la Provincia, Gustavo Sáenz, y miembros de su gabinete, la convocaron. Y ella fue, chocha: al fin tendría una foto al lado de los que hacen.

“Juntos determinaron acciones para colaborar con el cumplimiento del aislamiento social por el COVID-19”, dice el parte de prensa municipal.

“Fue un encuentro realmente productivo. Dispuse que diversas áreas del gobierno municipal se afectarán a colaborar activamente con la provincia en el control estricto durante los 14 días del aislamiento”, manifestó la jefa comunal.

También dijo: “El camino para salir de esta pandemia es todos juntos”. El “todos juntos” era algo que, claramente, no venía sucediendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here