Un gran número de policías rodea el predio tomado en inmediaciones de Ampliación Parque la Vega. Piden la presencia de autoridades del IPV. 

 

A cuarenta días de haberse asentado en terrenos de Ampliación Parque La Vega, las 1500 familias que allí se encuentran temen por un eventual desalojo. En la mañana de hoy el predio fue rodeado por policías y hace varias semanas que se encuentra vallado, impidiendo el ingreso de personas y de alimentos.

Los referentes del grupo de asentados solicitaron la presencia de funcionarios del IPV en el lugar y remarcaron que desconfían de los sorteos, puesto que muchos de ellos llevas más de 25 años en lista de espera.

Además solicitaron que el gobierno no los deje afuera del plan «Mi Lote», lanzado hace unos días en El Galpón. El programa prevé la entrega de 12 mil terrenos fiscales pero, según afirmó el gobernador Gustavo Sáenz, «Quienes usurpen terrenos, no podrán participar».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here