En el entorno de uno y otro aseguran que el cruce entre ambos está para sellarse en los próximos días, en un encuentro que podría realizarse en la capital vecina. Así podría darse una tregua entre los gobernadores Gerardo Morales y Gustavo Sáenz, luego de una escalada verbal que llegó hasta picos impensados hasta el mediodía de este mismo martes.
A la vuelta del mandatario jujeño aseguran que la llave para arribar a este acercamiento la dio un llamado telefónico de Sáenz a Morales, cerca de este mediodía, en el que habrían acordado superar el altercado. “Nos une el cariño mutuo hacia los dos pueblos, lo que está por encima de toda diferencia personal”, dijeron en este segundo día hábil de la semana, en la contigüidad del mandatario jujeño.
Ante los medios de su provincia, Gerardo Morales se excusó en que su forma de ser “frontal, sin vueltas” lo lleva a protagonizar estos malentendidos, mientras que se refugió en que cualquier interlocutor debería saber esta característica de su temperamento como dato de contexto. Sin embargo, se declaró a favor de no echar más combustible a esta ígnea situación, a la que el mandatario consideró próxima a ser superada.
En el horizonte de ambos Gobernadores, ciertamente queda por acordar una serie de lineamientos para el tráfico interprovincial en materia de turismo, como de circulación de mercancías (particularmente verduras y frutas) y transporte de pasajeros. Otra asignatura en la que las dos administraciones deberán redoblar esfuerzos es en los controles de precios, ya que en las dos últimas mediciones del INDEC la inflación en el NOA casi viene doblando a la media nacional. En contraste con los resultados epidemiológicos en sendos distritos, la espera estará puesta en el informe de la inflación del mes de mayo que se dará a conocer el jueves próximo por la tarde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here