La organización Internacional lanzó un petitorio para solicitar que el colegio evangélico salteño cumpla con el marco jurídico.

Amnistía lanzó el petitorio de apoyo para instar al Ministerio de Educación de Salta a la efectiva implementación de la ESI en todas las escuelas de la provincia.

Después de que una familia realizara una denuncia por discriminación ante el Instituto Nacional Contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Amnistía se contactó con  ella y redactó un petitorio público dirigido al ministro de Educación de Salta, Matías Cánepa, en el que recordó que «La Educación Sexual Integral es un derecho fundamental de todes les estudiantes, al igual que el respeto a su identidad de género autopercibida».

 

Según se desprende de un formulario que el colegio evangélico realiza a los responsables de estudiantes que quieran ingresar  este no acepta que quienes ingresen puedan cambiar su género. Así se lee en la ficha de ingreso: «Si en el futuro Ud. o su hijo o hija decide ser tratado de manera distinta, no de acuerdo a su sexo al nacer, ¿se compromete a trabajar con la institución para buscar un pase a otra institución?».

“Nuestros principios están basados en La Biblia. Somos cristianos evangélicos. Buscamos y requerimos un orden en la vida del personal, en el perfil del alumno y en el modelo de trabajo. Respetamos y amamos la Nación Argentina sin idealizar sus líderes pero sí con respeto a las autoridades”, aseguran desde la institución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here