El alumbramiento de una nueva figura triunfadora en el firmamento político capitalino, con un apellido de prosapia gubernamental, en las primarias del domingo pasado pareciera que ya ha quedado casi en el olvido…hay muchos que dicen que en la Argentina hay una muy mala memoria…otros sostienen en cambio que por estas latitudes australes las cosas pasan muy rápido…

El tembladeral que viene transitando Balcarce 50 desde el domingo pasado, cuando ésta es habitada por las huestes peronistas, tiene características muy peculiares. Si estuvieran en la oposición las calles estarían pobladas de marchas, los supermercadistas asediados y el resto de la población en vilo, esperando casi con desesperación la conclusión del impiadoso y recurrente vendaval político.

Pero desde casi 1.600 kms, la vida pueblerina no sufre casi ningún cambio. Creer que la lucha descarnada dentro del derpo central, ocupando los distintos espacios institucionales nacionales, nos coloca en un estado de zozobra supina, es no entender el fenómeno del peronismo.

La faz agonal del poder real, algunos convenientemente la definen, con la sola y contundente legitimación popular; otros  y con el respaldo mayoritario de la historia entienden que quien detenta la lapicera es el poderoso de turno, independientemente de cómo haya sido ungido.

El afligente problema que agobia al presidente Fernández de Kirchner, es ésa insostenible determinación de querer estar bien con Dios y con la Diabla…

Los señores feudales de la república, sólo atinan a mirar el vodevil del derpo central donde algunos, entre audaces e irresponsables, resuelven expresarse por las redes sociales cosa que pintorescamente alcanza a bufones institucionales locales, como un espectáculo cuasi circense.

Los representantes del pueblo y de las provincias tratan de llevar agua para sus propios molinos y actúan como rezaba el anillo del fallecido “CapoAfa…Todo Pasa…”

La consabida frase de que los peronchos cuando parece que se pelean, se están reproduciendo…pareciera que en realidad sólo están tratando de resolver quiénes serán los inexorables mariscales de la derrota en noviembre…

Así también la oposición política intenta casi lo mismo…algunos ser actores mediáticos para encaramar una suerte de responsabilidad institucional de seria y comprometida gobernabilidad y otros guardar un conveniente silencio desensillados hasta que aclare la cosa…

Ahora la foto escrache del lunes del emporio Limache involucrando al otrora FRO, Frente Romero + Olmedo màs el liliputiense cafayateño con los pseudo representantes de la marca nacional Juntos por el Cambio es tan contundente como la noticia de la página siguiente…plasmando invariablemente la inexorable pérdida de representatividad del cuasi perenne Guillote Durand Cornejo en la capital ocupando el tercer lugar detrás del pseudo Todista Emiliano Estrada y el triunfante Tapao doctorando en ingeniería Felipe Biella Calvet.

Se viene configurando el nuevo escenario de la política salteña con nuevos actores para así, en el año 2023, también transitar el tembladeral político que le tocará a la provincia de Salta, tanto con el asedio indetenible a la alcaldesa Titi también con un frente impensado que acaba de nacer, como la parsimonia pasmosa sin norte que transita el gobierno provincial que podría precipitar un outsider temerario con una determinación política indetenible.

Entre el agujero negro saenzcista y la pobreza decadente de la infausta oposición política local existente hoy…

 

Dr. Queco JONES

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here