El tiempo pasa, la riqueza sigue en las mismas manos.

Luego de más de un mes el oficialismo sigue tratando de “debatir” sobre el impuesto a la riqueza en el marco de la pandemia por el COVID198. El  presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, Carlos Heller, definirá con el jefe del oficialismo en la Cámara baja, Máximo Kirchner, la agenda del proyecto del impuesto a la “riqueza” antes de su presentación, tras semanas de idas y vueltas, y con el guiño presidencial obtenido el miércoles pasado en la residencia oficial de Olivos.

La iniciativa alcanzaría a quienes hayan declarado bienes por más de $200 millones: arrancará con una alícuota de 2% y se aplicará de manera gradual hasta un máximo de 3,5%, para quienes tengan un patrimonio superior a $3.000 millones.

Durante el fin de semana, Heller aseguró: “En la semana me voy a reunir con Máximo Kirchner para fijar adecuadamente el cronograma para empezar a tratarlo”. Además, dejó claro que “no hay restricción política de nuestro sector para llevarlo adelante”. Sin embargo la dilación en el tratamiento del mismo demuestra otra cosa.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here