El mismo que reformó la constitución para habilitar una reelección e inventó un tercer mandato, ahora ve con agrado que nadie esté más de 8 años en el poder.

Juan Carlos Romero fue gobernador de Salta durante 12 años. Reformó la constitución para poder eternizarse. Incluso forzó una interpretación de esa reforma, para acceder al tercer mandado. Juan Manuel Urtubey siguió sus pasos y se quedó otros 12 años.

Ahora que el gobernador Gustavo Sáenz busca limitar los mandatos a 8 años, tanto del primer mandatario, como de los intendentes, Romero escribió en un tuit que apoya la medida.
“Muy buena noticia que Gustavo Sáenz envíe el proyecto de reforma Constitucional. El límite a los mandatos, a la reelección indefinida y más independencia de la Justicia son parte de una propuesta que compartimos desde 2014. Un gran paso del Gobernador por mejor institucionalidad”, escribió Romero en su cuenta de Twitter.

No es sólo una muestra más del “hagan lo que yo digo, no lo que yo hago”. Romero tiene sus intereses. En este caso, su hija. Bettinita puede postergar la pelea por la gobernación para dentro de ocho años.
La pregunta es: ¿Está decidida ella a esperar?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here