El ex gobernador de Salta y actual senador votó a favor de los abortos clandestinos y apuntó contra sectores católicos de haber ayudado a la fórmula gobernante.

El voto por la negativa del ex gobernador y padre de la actual intendenta de Salta capital ya era conocido y lo repitió como en 2018. Su voto fue a seguir avalando la clandestinidad de los abortos, aunque esta vez haya ganado la ampliación de derechos. Algo que a Romero no le cae bien-

En su discurso, Romero alertó que sectores de la iglesia trabajaron para que el presidente llegue al poder: “Sabemos que el Papa Francisco lo apoyó. Sabemos de las señales de apoyo al proyecto kirchnerista”, describió.

Señaló que estos sectores católicos también apoyaron a  la fórmula presidencial cuando el año pasado desde la UCA adelantaron los índices de pobreza y mencionó la cercanía de CFK con los denominados “curitas villeros”. “Todos aquí son parte responsable de lo que hoy se está votando”, señaló.

Romero quiso además reflejar las desigualdades existentes pero se olvidó que gobernó Salta durante años: “En mi provincia se siguen muriendo niños wichís por desnutrición”, dijo. Y sin nombrarlo se refirió a su par, Sergio Leavy quien cambió su voto este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here