A pocos días de cumplirse nueve años del doble crimen de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni en la Quebrada de San Lorenzo, el padre de una de ellas le escribió una carta a los miembros de la Corte Suprema de Justicia en la que los exhorta a reanudar las investigaciones «para conocer toda la verdad» y a absolver a uno de los condenados, Clemente Vera, a quien cree inocente.

«A pesar de mi edad, el deterioro progresivo de mi salud y las dificultades de desplazamiento causadas por la pandemia de Covid-19, no renunciaré jamás de instar a las autoridades argentinas a investigar seriamente los hechos para que la verdad sobre lo sucedido finalmente se conozca», expresó Jean-Michel Bouvier, el padre de Cassandre.

En la carta que el 7 de julio les envió a los miembros de la Corte Suprema de Justicia argentina, Bouvier pidió que «los responsables de los crímenes y sus cómplices (sea cual fuere su rango social) sean juzgados de acuerdo a derecho».

Luego, sostuvo que «Argentina debe en adelante hacer justicia a Francia aclarando las condiciones reales de las ejecuciones de Cassandre y Houria», y agregó: «Argentina también debe corregir el destino injusto de dos de sus propios ciudadanos», Vera (de 40 años) y Daniel Vilte.

En este sentido, indicó que Vilte fue «completa y justamente exonerado de los crímenes» y «debe ser compensado por el daño sufrido» por haber pasado casi tres años en prisión «por nada».

Al hablar de Vera, el francés destacó que fue «absuelto en primera instancia y liberado» y que «fue devuelto a prisión, aunque no se presentara en su contra ninguna prueba científica incontestable».

En el texto, el padre de Cassandre hace referencia a los ADN «no identificados descubiertos por expertos franceses y que no se adjuntaron a la investigación» en la etapa de instrucción, que a su entender deben ser «objeto de retratos de robots».

Asimismo, se refirió a las muestras de ADN «sin explotar perdidas en el Poder Judicial de Salta» y recientemente «encontradas en una de sus cajas fuertes», que deben ser sometidas a «una doble peritación (argentina y francesa) sin demora».

«Respaldar sin reservas las sentencias del Poder Judicial de Salta contra Vera sería una falta contraria al principio de derecho a un juicio justo», manifestó Bouvier en la misiva a los miembros del máximo tribunal argentino de justicia.

Además, consideró que «rechazar la reanudación de las investigaciones para conocer toda la verdad sería, por un lado, un insulto a la memoria de las víctimas y sus familias y, por otro lado, una ofensa contra la justicia internacional».

En otro párrafo, Bouvier comentó que «Cassandre era un alma hermosa» y destacó que su muerte y la de Moumni «es una injusticia que aún espera ser reparada».

«Privar de su libertad a un hombre sobre quien no pesa ninguna carga razonada es un dolor extra para mí», escribió el hombre que en estos 9 años viajó varias veces a Argentina por la causa e incluso presenció el juicio oral en 2014.

El padre de la víctima terminó la carta a la Corte con la frase: «¡Salve a Clemente Vera! ¡Sálvame!».

En abril último, el propio Bouvier encabezó una campaña a favor de la libertad de este condenado y dijo: «Me gustaría mucho, antes de morir, esperar a que salga de la cárcel para abrazarlo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here