Un equipo de fútbol, uno de vóley y una de rugby de personas privadas de su libertad se enfrentan una vez al año afuera de la cárcel. (Guadalupe Macedo)

El día Miércoles 13 fue el turno de los varones alojados en la unidad carcelaria N° 1 de Salta Capital y N° 5 de Tartagal quienes disputaron el partido final del torneo anual dentro de las unidades penitenciarias y estos dos equipos se consagraron. El resultado del partido fue un empate de 2- 2. En los penales logró la victoria el equipo de Tartagal imponiéndose con un resultado de 6- 5.

El equipo de  Tartagal ganó a la vez el trofeo Challenger por ganar en 3 oportunidades los 90 minutos de libertad. Este partido tuvo dos tiempos de jugada  de 20 minutos, luego de los penales, un equipo integrado por jugadores de la Unidad N° 1 y N° 5 se enfrentaron al equipo de la primera local de Central Norte en un periodo de 10 minutos. La actividad se cerró con la entrega de premios y reconocimientos.

El evento se realizó en la cancha del Estadio Padre Ernesto Martearena, y hace diez años que se viene realizando este evento de manera ininterrumpida. Se jugó sin público pero, asistieron al partido autoridades: el Ministro de DDHH Marcelo López Arias y el director de deportes de la provincia Adrián Cuadrado.

El evento es una oportunidad que tienen algunas personas privadas de su libertad para compartir el ejercicio del deporte en un espacio diferente al que viven y con personas deportistas que pertenecen a instituciones deportivas de Salta. “Esta es una sana competencia, buena para todos” afirmó el ministro Marcelo López Arias momentos antes del inicio del partido, destacando que el deporte es una actividad que promueve lazos fraternos y propicia la solidaridad y el compañerismos.

La actividad es organizada por la división de Bienestar de la Unidad Carcelaria N° 1. Ellos son los encargados de llevar  a cabo el campeonato con los privados de su libertad. Tiene el objetivo de mejorar la conducta de las personas privadas de su libertad y promover lazos de compañerismos y solidaridad. Llevaron a cabo el desarrollo del campeonato de fútbol dentro de la unidad carcelaria.

Mujeres

Las mujeres privadas de su libertad participaron en los 90 minutos de libertad en un partido de Volley contra un equipo de la municipalidad de Salta.  Se enfrentaron el día viernes 15 de noviembre en el complejo Nicolás Vitae. Las mujeres se vienen preparando a lo largo del año para enfrentarse a la su rival a través de las clases de educación física que se brinda dentro del penal. Se fueron conformando como equipo en cada entrenamiento junto con el profesor que las motivaba a participar activamente.

A diferencia de los varones, en la Unidad N° 4 no se realizó un torneo del cual surja el equipo ganador, sino que se seleccionaron jugadoras para integrar el equipo de acuerdo al entrenamiento y desempeño que realizaron a lo largo del año en las clases de Volley que se dictan dentro de la Unidad Penitenciaria. Esto es debido a que la Unidad N° 4 presenta menor población, son 120 las mujeres de las cuales no todas participan de la actividad,  ya sea por limitación física y del espacio del penal.

Espartanos

El martes 26 de Noviembre se jugará un partido de Rugby del equipo de la Unidad carcelaria N° 1 afuera del penal. El rugby es desarrollado dentro de la Unidad por la fundación Espartanos, quien se encarga del entrenamiento, preparación del equipo. El nombre del equipo es “Los infernales” y entrenan dentro de la unidad desde el año 2018. Espartanos realiza un proyecto dentro de la Unidad Penitenciaria N° 1 y N° 5 que comprende el desarrollo integral de actividades de integración, educación, socialización y acompañamiento para mejorar las condiciones de detención y futura inclusión social destaca en la Fundación en su página web.

Estas prácticas permiten fortalecer para algunas personas privadas de su libertad su derecho a la recreación, ya que las y los detenidos solo perdieron por cuestiones judiciales su derecho a la circulación y el estado debe garantizar que el resto de sus derechos. Es por esto que deben ofrecer dentro de las unidades penitenciarias actividades que permitan que las personas adquieran capacidades para afrontar su vida luego de transitar el castigo.

La cárcel busca ejercer sobre el cuerpo de las personas privadas de su libertad un proyecto de resocialización, a través de las rehabilitación, reeducación, reinserción social. Para esto pone en juego técnicas disciplinarias como la religión, el trabajo, la vigilancia del comportamiento, la educación y el deporte que van a transformar al individuo desde el disciplinamiento social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here